Luego de haber celebrado el Día Mundial del Turismo ayer martes, dirigentes y prestadores de servicios turísticos comentaron que no hay nada que celebrar tras los bajos índices de visitantes que arriban al puerto de Acapulco.

El representante de Restauranteros Unidos de Acapulco Javier Reynada Carbajal detalló que después de la celebración, pidió a las autoridades no manipular las cifras turísticas, las cuales no se han visto reflejadas en su economía.

"Yo creo que antes de celebrar el Día Mundial del Turismo, se debe plantear la maneara para que los turistas vengan al puerto a derramar dinero y no hacer simulación en las cifras" apuntó Reynada Carbajal.

Alejandra Reyes encargada de una tienda de recuerdos turísticos ubicada en el Zócalo porteño dijo, que hace años que no tiene buenas temporadas y que la violencia ha mermado más la baja del turismo.

"Hace años que no tenemos una buena temporada; es terrible. Yo creo que la violencia que se ha desatado en el puerto ha hecho que la gente se asuste y ya no venga a Acapulco", añadió.

Por su parte el prestador de servicios turísticos ubicado en El Malecón, Javier Alba quien vende boletos para yates y paseos por el mar, dijo que los años dorados del puerto serán difícil de regresar, añadiendo que los gobiernos estatales y municipales deben de implementar promociones para que los visitantes regresen a este destino de playa.

"Los gobiernos de Acapulco y de Guerrero deben trabajar juntos y dar oferta turística en hoteles para que la gente vea atractivo al puerto", urgió.