Acapetlahuaya, Guerrero.- Desmintiendo la información oficial emitida por el vocero de seguridad de Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, así como de las autoridades de justicia en la entidad, familiares de Roger Arellano Sotelo, exdiputado y exalcalde asesinado, aseguraron que no hubo ningún convivio, “entraron a la casa y lo mataron”.

A Bajo Palabra, familiares y sobrevivientes del ataque el pasado domingo en donde falleció el exdiputado y su tío Octavio Arellano Eloísa, detallaron los hechos afirmando que no hubo ningún convivio y exigieron el esclarecimiento de los hechos.

“Roger y su tío estaban pintando la casa por la celebración de la Semana Santa en Acapetlahuaya, llegaron dos personas con pistolas y los mataron; Roger murió en el lugar y Octavio falleció en Teloloapan”, refieren familiares.

El exdiputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), vivía actualmente en Chilpancingo, no obstante, viajó a su pueblo natal por ser mayordomo del barrio La Guadalupe durante los días santos.

Roger y Octavio, junto con tres obreros que habían salido de compras, pintaban el interior del domicilio del ex diputado y cerca de las 2 de la tarde del domingo se sentaron para descansar mientras los ayudantes regresaban del encargo.

“Llegaron dos personas con armas cortas, se acercaron a Roger y a su tío y les dispararon. La cochera (entrada al domicilio), estaba abierta, por lo que vecinos comenzaron a arribar a la casa y vieron los cuerpos”.

Octavio recibió dos impactos de bala calibre 22 en el pecho y fue trasladado aún con vida en Teloloapan, en donde falleció el mismo domingo.

En tanto, Roger Arellano Sotelo perdió la vida al momento, con siete heridas de arma de fuego, calibre 22, en diversas partes del cuerpo, y una más en la cabeza, pero con calibre 9 milímetros.

“Roger estaba sentado en la silla y cuando le dispararon se fue hacia atrás, la silla aún tiene los rastros de sangre”, refieren apuntando el lugar en donde el político fue asesinado.

La tragedia, de acuerdo con los familiares, pudo ser más grande, ya que en un cuarto, en el segundo piso de la vivienda, la esposa de Arellano Sotelo veía lo ocurrido y fue encañonada por los sicarios, que no dispararon.

“Los papás de Roger estaban en la tienda y la esposa logró cerrar la ventana, los niños (hijos de Arellano Sotelo), tampoco estaban, si hubieran estado habrían matado a todos”.

“El Solitario del Sur”, tras el atentado

Según lo relatado por los familiares del extinto diputado, los pistoleros que lo mataron fueron enviados por un “viejo conocido” y con quien de manera histórica han tenido disputas, tanto familiares como políticas: Eleuterio Aranda, conocido como “El Solitario del Sur”.

Eleuterio Aranda es señalado por nexos con el cártel La Familia Michoacana, de quien sería operador en Acapetlahuaya; es hermano de la alcaldesa del municipio, Rosa Elvira Aranda.

“Es un pleito viejo del que no vamos a hablar. ‘El Solitario’ mandó a matar a Roger Arellano”.

A la exigencia de justicia, los cercanos al exalcalde pidieron la investigación total de los hechos y se castigue a los responsables del doble homicidio en el pequeño poblado, cabecera del municipio General Canuto A. Neri, en la región Norte de Guerrero.