CDMX.- La Fiscalía General de la República (FGR) informó este lunes que dictaminó que no hubo espionaje en el Senado, luego de la denuncia del PAN en la que habían encontrado micrófonos en sus oficinas.

El informe fue elaborado por la Agencia de Investigación Criminal de la FGR y detalla que las indagaciones comenzaron el 5 de marzo de 2020 (el día que la fracción parlamentaria del PAN en el Senado señaló el presunto espionaje y la presidenta de la Mesa Directiva, Mónica Fernández Balboa, presentó una denuncia formal ante las autoridades para que se investigara y deslindaran responsabilidades).

La FGR determinó que los tres micrófonos hallados forman parte de un total de 58 micrófonos adquiridos e instalados desde 2012 para el Sistema Parlamentario de Audio y Video, con conocimiento de todos los grupos parlamentarios de la Legislatura LXI, particularmente del PAN que era fuerza mayoritaria.

Constató que los micrófonos que se instalaron en las salas de juntas de los grupos parlamentarios, debían ser conectados directamente al Rack que se instaló en cada sala, bajo la operación y control de cada grupo, pero el sistema no entró en operación.

Los dictámenes periciales presentados en la carpeta de investigación FED/DGCAPUNAI-CDMX/08/2020, señalan que “en las obras de construcción original del Senado de la República se incorporó estructuralmente ductería y cableado en todas las áreas de los distintos grupos parlamentarios, con el objeto de comunicar y grabar sus propias reuniones; teniendo, cada área, el equipo correspondiente, al manejo y resguardo del personal de la Fracción Parlamentaria”.

También se indica que existe a la fecha personal bajo la contratación parlamentaria del PAN, que maneja la sala de audio ubicada a un costado de su sala de reuniones previas, quienes señalaron que no ha sido utilizado el equipo.

“Por lo que toca al dictamen solicitado por el senador Damián Zepeda Vidales, dicho dictamen se realizó para observar si existieron equipos clandestinos y que tendrían que ser diferentes a los equipos estructurales señalados, situación que no se encontró en su momento”.

Con información de El Economista