El gobernador del estado, Héctor Astudillo Flores negó que diez viviendas fueran baleadas y algunas quemadas en el municipio de Xochiapala, región Centro.

En declaraciones al concluir la ceremonia de la celebración del Ejército Mexicano en la sede de la Novena Región Militar, dijo a reporteros ‘se analizó ayer en la noche y la información que tengo es que no hubo tal balacera, que no hubo tal, tal confrontación. No, lo hubo tal, de acuerdo con la información que tengo’, dijo apresuradamente el mandatario retirándose del lugar.

Este día, Bajo Palabra informó que tres casas fueron incendiadas y un automóvil abandonado, resultado de la irrupción de un grupo armado durante la noche del jueves en la comunidad de Xochipala, municipio de Eduardo Neri. Además, que las familias que habitaban en esos domicilios se encuentran desaparecidas.

En otro tema, Astudillo Flores adelantó que se acordó con la Policía para que quienes reguardan la zona de la turística Costera de Acapulco ‘bajen a la playa, no solamente se queden en frente de la playa o en la Costera sino que bajen a la playa’, explicó sobre uno de los resultados del Grupo Coordinación Guerrero que se llevó a cabo el jueves y que después ahondará en ese tema.

Excuso que no detallaría más respecto a los temas tratados y acuerdos resultado del encuentro porque dijo que ‘no se los puedo decir abiertamente, son temas estratégicos’.

En el caso del toque de queda que transportistas de Acapulco piensan aplicar en Acapulco, opinó que ‘es un asunto, compete sin duda a la consecuencia de lo que ha sucedido, pero yo estoy al final de cuentas convencido de que los problemas de Acapulco están perfectamente erradicados y ubicados y hay que observar y conocer cuáles son los motivos de quienes han perdido la vida’.

En el caso de los transportistas, dijo, ‘yo creo que merece una investigación, una puntualización para que en este caso no se tome como un asunto generalizado’.