México.- Trabajadores del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) Femenil 16 exigieron al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, seguridad para realizar su trabajo tras el ataque a balazos en el que cinco de sus compañeros perdieron la vida el 10 de mayo.

Al menos 50 trabajadores, de seguridad y administrativos, se manifestaron afuera del Cefereso, ubicado en la comunidad de Michapa, municipio de Coatlán del Río, en la zona sur de Morelos.

Como parte de su protesta, las y los trabajadores acordaron no entrar a trabajar este lunes.

Y es que de acuerdo con sus testimonios, en este Cefereso hay alrededor de 900 internas, mientras que el personal de seguridad, en tres turnos, no supera las 100 custodias.

Además, tras el ataque, registrado la mañana del 10 de mayo en Puente de Ixtla, la federación no implementó ningún dispositivo de seguridad ni en el interior ni exterior del penal, ni en los traslados del personal.

“El personal que se encuentra aquí somos todo el personal de seguridad, realmente no podemos brindarle una seguridad a nuestros compañeros porque nosotros no contamos con el estado de fuerza suficiente, mire, somos poquitas las que estamos y con eso hacemos maravillas adentro, nosotros no podemos seguir trabajando de esta manera, seguir vulnerando la seguridad de nosotros mismos y la de nuestros compañeros.

“Aproximadamente son 900 reclusas que hay y la que ve es toda la plantilla con la que contamos, que hoy en día venimos a laborar. No llegamos ni a los 100, incluyendo los tres turnos”, expresó Anel, una de las custodias manifestantes.

La mañana del viernes un grupo de cuatro sicarios, aproximadamente, disparó en contra de los pasajeros y personas que abordaban un camión de transporte de personal del Cefereso en la calle No Reelección de la Colonia Emiliano Zapata de Puente de Ixtla.

En total cinco personas murieron por esta agresión, todas trabajadoras del Cefereso 16.

Tras el ataque los sicarios huyeron y abandonaron el auto en el que viajaban en la comunidad de San Gabriel Las Palmas del municipio de Amacuzac.

Junto al auto abandonado al que los sicarios prendieron fuego fueron encontradas cuatro pistolas.

A pesar del atentado, los trabajadores del Cefereso, acusan, no recibieron ninguna medida de seguridad.

“No hubo más seguridad, ni siquiera al exterior, ni siquiera en el transporte de las personas que laboramos los fines de semana han implementado, el día viernes posterior a los hechos habemos personas que salíamos a las dos de la tarde por nuestro horario y lo único que nos dijeron es ‘si traes otra playera, cámbiate, y que te vaya bien, cuídate mucho’, ni siquiera pusieron seguridad para el transporte que nos lleva a Puente de Ixtla o que nos lleva a Cuernavaca.

Custodias Morelos 2 En varias ocasiones ya se había amenazado con letreros y mantas colgadas en el Cereso.

“El día sábado a mí me tocaba venir a laborar, por mi horario, yo no vine, pero supe de una compañera, el transporte que fue por ella a Cuernavaca ella se vino sola junto con el chofer y no venía nadie resguardándola. El día viernes los compañeros que salieron a las 5 de la tarde únicamente fueron resguardados por una unidad de elementos, no sé de seguridad o de Policía Federal, solamente los resguardaron hasta la entrada, hasta el puente de Puente de Ixtla, de ahí en adelante a Cuernavaca no hubo ninguna seguridad”, dijo Daniela, otra de las trabajadoras.

Ante el temor que enfrentan, los trabajadores emitieron un pliego petitorio dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador en el que piden, entre otras cosas, que las autoridades del penal sean investigadas por omisas, pues ignoraron amenazas lanzadas previamente en contra del personal del Cefereso 16.

“Se investigue la omisión y la negligencia con la que actuaron directivos de este Centro  Federal de Readaptación Social número 16 toda vez que en varias ocasiones ya se había amenazado con letreros y mantas colgadas frente al mismo centro, además de las amenazas directas hacia el personal penitenciario.

“Solicitamos enérgicamente que se sancione a los responsables, se apoye de manera económica, jurídica y material a los familiares de los compañeros caídos y heridos cubriendo en totalidad sus gastos, así como garantizar la manutención de los menores huérfanos”, leyó Yossio Valdez Ibarra, trabajador del área jurídica del penal.

Exigen también que se recontrate el seguro de gastos médicos mayores para los empleados de los centros penitenciarios federales; se establezca una logística de seguridad permanente en el transporte del personal; que no haya represalias en contra de los manifestantes y se informe de manera oficial las medidas que se implementarán para salvaguardar la integridad de los trabajadores del Centro.

Durante la protesta los empleados del turno entrante aseguraron que no iniciarán labores hasta que sean atendidos por las autoridades del Cefereso y del gobierno federal.