Acapulco, Gro.- "Ni modo, continuaremos vendiendo nuestros productos no esenciales aunque se enojen las autoridades, no contamos con ningún tipo de apoyo económico"; pese a la actual contingencia sanitaria  y a los llamados reiterativos de quedarse en casa vendedores fijos y semifijos aseguraron que continuarán vendiendo sus productos sobre la vía pública por falta de apoyo gubernamental.

La situación en Acapulco cada día es más delicada, sin embargo "tenemos que salir a trabajar", contó a Bajo Palabra, Jorginia Nava, quien desde que inició la epidemia no ha recibido ningún tipo de apoyo por parte del gobierno municipal y se ha visto en la necesidad de mantener sus actividades comerciales de manera "normal".

"Mucha gente nos ve como los apestados, pero no somos así, también nosotros somos profesionistas, estamos aquí porque desgraciadamente no hay trabajo y tenemos que salir adelante.  Se me hace injusto que nos digan váyanse a sus casas, ok, me voy y luego quién me va a mantener", expresó Marisela Ruíz otra de las comerciantes afectadas por la epidemia.

No ha llegado el virus pero sí la necesidad

"Aquí estoy desde que empezó la epidemia. Y no ha llegado ni el virus, ni las despensas", resaltó Celia García, quien permanece con la venta de sus artículos a las afueras del Centro Internacional Acapulco.

Ante la permanencia de los vendedore ambulantes, el director de vía pública Ivan Hernandez Caballero señaló que existe renuencia por parte de los comerciantes.

Asimismo, se deslindó de la responsabilidad de que negocios no esenciales permanezcan operando, e hizo hincapié en que "en cuanto a eso" el encargo es el director de reglamentos y espectáculos.

Ayer, la presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo, señaló que “debemos reducir al máximo la movilidad para evitar mayor número de personas contagiadas, es necesaria la contribución de la gente, hacerles entender que deben permanecer en confinamiento voluntario".

Actualmente el puerto permanece como el epicentro de contagios y muertes en Guerrero.