México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que sus adversarios escriben y publican que no hay crecimiento, porque el gobierno no invierte, pero hay que explicar que “estamos poniendo orden en el país”. Hubo mucha corrupción en la inversión pública, que lejos de ayudar al país, solo alimentó el bolsillo de políticos coludidos con empresas privadas.

Señaló que esto debe decirse y que los medios también deben publicarlo pues es necesario que la población se entere. Y es que, expuso que antes se inflaban los precios de las compras, las licitaciones se hacían para favorecer a empresas favoritas. De hecho, reveló que el presidente Calderón tuvo a Repsol como su empresa favorita, le permitió todo prácticamente. De Peña Nieto dijo que la empresa OHL fue su favorita. “Esto se acabó”, precisó.

El mandatario explicó que se trata de no malgastar el dinero. “Estamos poniendo orden”, matizó.

Ante la amenaza de una recesión económica, dijo que en México ya no solo se trata de impulsar el crecimiento económico, como se hacía en los tiempos del neoliberalismo, sino de crecer con desarrollo social, que eso es totalmente diferente. Se trata de hacer justicia.

Defendió su política de transparencia, pues dijo, antes no se decía nada, ahora es diferente. Pero aclaró que no caerá en el juego de sus adversarios. Explicó que los especialistas de la calumnia están muy activos para tratar de hacerlo ver mal.

Una vez más expuso que lo que más aprecia es su honestidad y ésta es la razón del por qué es transparente en lo esencial.

Un reportero le hizo la observación de que varios especialistas del derecho consideran que violó la ley al revelar el nombre del encargado del operativo fallido en la captura y liberación de Ovidio Guzmán, a lo que el presidente señaló que siempre dará la cara y explicará lo que no sucedía en los gobiernos anteriores.