Chilpancingo, Guerrero.- Debido a la situación que atraviesa la entidad por la crisis sanitaria, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, consideró que la entidad no está para perder empleos, esto por el tema del conflicto entre el poblado de Carrizalillo y la minera Equinox Gold.

Entrevistado en el zócalo de Chilpancingo, luego de un homenaje y honores a la bandera, el mandatario habló sobre el conflicto entre el pueblo de Carrizalillo, municipio de Eduardo Neri, y la mina, la cual no está laborando debido al cierre de accesos por parte de la población.

En este contexto, el mandatario consideró que "alguien no está cumpliendo (convenios)" y afirmó que han destruido a funcionarios entablar comunicación para buscar un acuerdo entre ambas partes.

"El gobierno del estado no tiene otra cosa más que recomendar que respeten los acuerdos y convenios".

Y agregó que en caso de continuar esta situación, uno de los temas más delicados sería la de empleos, ya que la mina da alrededor de mil empleos "no estamos para perder empleos, pero tampoco para que nadie se le falte respeto y se les encuentra".

En otros temas, Astudillo Flores, anunció que Guerrero repicará la acción a nivel nacional y suspenderá el macrosimulacro del 19 de septiembre; también el desfile del 16 de septiembre y el grito de independencia, quedarán suspendidos.

"Yo haré la ceremonia protocolaria, con pocos invitados, sin luces, sin fiesta, sin verbena, sin todo lo que tradicionalmente se hace, sin artistas, será solamente un evento protocolario".

Finalmente el mandatario reconoció el aumento de turismo en Acapulco, por lo que llamó a extremar medidas sanitarias para evitar aumento de contagios por Covid-19 e instó a los ayuntamientos hacer más rigurosos con las medidas en lugares como bares.

Y es que, durante este fin de semana se informó que bares -sobre todo en Acapulco- abrieron más de su capacidad, tema que será revisado por las autoridades del estado.