El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (Ugro), Javier Saldaña Almazán se deslindó de las acusaciones de la familia de María Del Carmen Cortazar Santiago, una joven  secuestrada y asesinada en el 2012.

Las hermanas de la víctima aseguran que el rector está brindando su apoyo a la estudiante de Odontología, Eli Matziyani Calderón Nájera, acusada por la Fiscalía General del Estado (FGE) de ser una de las autoras materiales del crimen.

La tarde de este lunes el rector se reunió con los familiares de María Del Carmen Cortazar, quien fue secuestrada en marzo del 2012 y una semana después fue encontrada muerta en un paraje aledaño a la comunidad de Mezcala, perteneciente al municipio de Eduardo Neri (Zumpango).

Los familiares de la joven asesinada han señalado de manera pública que el padre de Eli Matziyani, el abogado Carlos Castrejón Mendoza, se ha ufanado de que cuenta con el apoyo del rector.

En este sentido Javier Saldaña mencionó que no conocía al padre de Eli Matziyani, quien fue detenida por agentes de la Fiscalía el martes de la semana pasada.

“Conozco a su hermano -de Eli Matziyani- pero es un pan de Dios; conocí más de la muchacha porque hizo su servicio social dónde estaba mi hija, tuvimos que retirar a la muchacha de donde estaba y al mes supimos que se le seguía una investigación”, acotó.

Agregó que siempre ha estado atento a lo que tiene que ver con una extorsión o un secuestro.

“Cuando la Fiscalía General del Estado me pidió información sobre estas personas, pues le informé que la joven Eli estudiaba en la Odontología y les entregamos toda la información, y sobre otras personas más que así lo requirieron también la proporcionamos”, expuso.

Saldaña Almazán puntualizó que se dio de baja tanto a  Calderón Nájera como a otros alumnos de la universidad que están acusados en el homicidio que se perpetró en contra de la joven, “porque no voy a permitir (que estén en la Universidad) en tanto se comprobaban que fueran responsables”.