México.- Las propuestas que presentó Estados Unidos a México para realizar algunas “mejoras” o “acuerdos complementarios” al T-MEC no pueden aceptarse, sobre todo aquellas en materia laboral porque son “extremas”, dijo el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Por lo que pidieron al gobierno mexicano “mantener una postura firme” en favor de la competitividad del país durante las negociaciones para hacerle mejoras al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

En un comunicado, expuso que las propuestas “pretenden, a partir de eventos aislados, afectar las cadenas de suministro creadas en la región en los últimos 25 años. En caso de materializarse, los perdedores serían los pueblos de México, Estados Unidos y Canadá, la economía de la región y la cooperación entre los tres países”.

Se sabe que entre las propuestas que hizo la Casa Blanca al negociador Jesús Seade, está el que solamente se garantice la conformación de un panel de solución de diferencias para temas laborales; además de que se pretende que haya inspectores estadounidense verificando el cumplimiento del capítulo laboral en las fábricas mexicanas.

Ante esas propuestas el CCE, a cargo de Carlos Salazar, dijo: “Tenemos la percepción de que algunos actores estadounidenses están tratando de presionar para que no haya un acuerdo.