Chilpancingo, Guerrero.- Tras la salida obligada de Marco Antonio Leyva Mena del gobierno de Chilpancingo, es necesario que el Congreso Local analice la viabilidad de legislar en torno a la figura del referéndum o plebiscito, así lo aseguró el alcalde de Acapulco, el perredista Evodio Velázquez Aguirre.

Entrevistado de manera breve está mañana, previo al segundo informe de gobierno de Héctor Astudillo Flores, Velázquez Aguirre manifestó que la licencia que solicitó Leyva Mena para separarse del cargo por tiempo indefinido sienta un precedente en la historia política de Guerrero.

En cuanto a las voces que se han pronunciado también por su salida de la administración pública, Velázquez Aguirre indicó que esas posturas son políticas, y afirmó que el trabajo que ha realizado al frente del gobierno de Acapulco lo respaldan.

"Mira, yo soy muy respetuoso, siempre he estado al escrutinio de la sociedad y mi mayor herramienta es el trabajo y el trabajo, ahí está. Lo que pudiera darse es un tema político que por supuesto lo repruebo, porque hoy lo que necesita Guerrero es estabilidad, alcaldes fuertes, gobernadores fuertes, instancias fuertes que fortalezcan el trabajo institucional”.

Consideró que para que un gobernante se separe del cargo por reclamo de la sociedad, es necesario que en los hechos se tome en cuenta la opinión de los ciudadanos a través de una consulta popular.

Por ello dijo que es necesario que los diputados analicen el tema y legislen en torno a las figuras de referéndum y plebiscito, mecanismos de consulta que podrían ocuparse para definir la permanencia o salida de un gobernante.

Respecto a quienes piden interponer juicios de revocación de mandato en su contra, como le ocurrió a Leyva Mena, pero por los casos de corrupción que existen en la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), Velázquez Aguirre consideró que no pueden compararse los problemas que padece el puerto con los que enfrenta la capital, aunque dijo que está abierto a la crítica.

“La verdad es que no hay comparación, la Capama, el tema del agua en Acapulco es un tema que se va arrastrando de muchos años, y hoy te puedo decir con pruebas que recibí con el 65 por ciento de cobertura de distribución y ahora hay un 78 por ciento (…) Si me hablas de la auditoría, está en trámite ese proceso y se están solventando las observaciones, como ocurre en todas las administraciones”.

Afirmó que quienes piden su salida “son adversarios del gobierno haciendo su papel, bienvenidas las críticas, siempre, pero no me voy a prestar a un tema de revanchismo”.