Ciudad de México.- Familiares de los 43 normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos en Iguala en 2014, se reunieron ayer con el presidente Andrés Manuel López Obrador para solicitarle una investigación firme y no otra “verdad histórica”.

En un documento leído en Palacio Nacional, manifestaron su preocupación ante “el cierre del caso”, por lo que solicitaron acelerar las detenciones de los involucrados y no detener las búsquedas de campo.

“No queremos otra ‘verdad histórica’. No queremos que por querer cerrar el caso, se vuelva a forzar la evidencia para contarnos una historia concluyente”, fue parte de lo que se le dijo al Presidente en la reunión privada de ayer.

Entre las peticiones destaca el detener y procesar a los elementos del 27 Batallón de Infantería, que habrían falseado sus declaraciones sobre su participación la noche del 26 de septiembre de 2014.

También se insistió en la detención de Tomás Zerón de Lucio, extitular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), junto con sus colaboradores, y de los elementos de las policías municipales de Huitzuco y Tepecoacuilco, así como de la Policía Ministerial de Guerrero y de la extinta Policía Federal.

“No nos deje. Nuestra confianza está en usted y en su compromiso con nosotros”, refiere la petición.

A su salida, López Obrador compartió un mensaje en Twitter, haciendo énfasis en el compromiso con la verdad y la justicia; “no claudicaremos”, escribió.

El subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, también presente en el encuentro, dijo que “se va dando cuenta de los avances y los trabajos que se van realizando para esclarecer los hechos y conocer el paradero de los muchachos”.

Solicitaron una nueva reunión con el Presidente, pero ahora en el sexto aniversario luctuoso, el 26 de septiembre. “El pacto de impunidad y silencio que rodea nuestro caso no se ha roto; apenas se ha empezado a resquebrajar”, dijeron.