Morelo.- Al insistir en que la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción de Morelos está al servicio del exgobernador Graco Ramírez, el exrector de la Máxima Casa de Estudios estatal, Alejandro Vera, dijo que es inocente de la acusación en su contra por el delito de peculado.

En entrevista Vera Jiménez, ex candidato a la Gubernatura de Morelos y ex Rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), respondió al boletín de prensa emitido por la Fiscalía Anticorrupción, encabezada por Juan Salazar, ex Consejero Jurídico del gobierno del perredista Ramírez.

La acusación de peculado surgió, dijo, después de que la pasada Legislatura local ordenara una auditoría especial a las finanzas de la UAEM en medio del proceso de exhumación de los cuerpos inhumados ilegalmente en las fosas clandestinas operadas por el gobierno de Graco Ramírez.

“Es un proceso que viene de dos años atrás, es el proceso original que abrieron cuando las fosas de Tetelcingo, ustedes recordarán que justo cuando yo tomo la decisión de que la pipa de agua sirva de templete para que los compañeros periodistas pudieran tomar las imágenes de lo que estaba pasando en la exhumación de los cuerpos, el Congreso de manera facciosa ordenó una auditoria especial a la Universidad para ver de dónde es que la Universidad estaba cubriendo ciertos gastos del proceso de exhumación.

“Fue ahí donde se inició esta causa penal en el sentido de que pues yo había distraído recursos de la institución que estaban etiquetados y que estaban supuestamente destinados para unos fines y que con eso contratamos un crédito para obras de infraestructura. Ese caso se siguió, hubo una no vinculación, después reponen el procedimiento, hay una vinculación, nos vamos a la apelación y a las instancias federales y se concluye en un Tribunal Colegiado de que había una violación al debido proceso, se habían violentado derechos fundamentales y entonces ordenan que se reponga el procedimiento”, dijo Vera.

En el boletín de prensa la Fiscalía Anticorrupción señala que obtuvo la vinculación a proceso por el delito de peculado en contra de Alejandro Vera y el ex tesorero de la Máxima Casa de Estudios, Eduardo “N” y que, de acuerdo con sus investigaciones, los imputados presuntamente distrajeron los recursos otorgados por el Gobierno de Morelos a la UAEM, los cuales estaban etiquetados para salarios y servicios generales.

“Lo anterior derivó de la denuncia presentada en 2016 por la Entidad Superior de Auditoría y Fiscalización, ya que los ahora imputados debieron solicitar la autorización del Congreso de Morelos para solicitar el crédito, pero no lo hicieron, por lo que distrajeron recursos e incurrieron en el presunto delito de Peculado”, informó la dependencia estatal.

Vera Jiménez asegura que los recursos fueron utilizados para la ampliación de la infraestructura educativa que permitió aumentar la matrícula de estudiantes de la UAEM de 20 mil a 40 mil en su gestión.

“El gran problema es que ahora llegan con falsedad de declaraciones, por decirlo de alguna manera, diciendo que el dinero de ese crédito no se ocupó para las obras de infraestructura que estaba comprometido, cosa que es totalmente falso porque ahí está la Facultad de Farmacia, la Facultad de Ciencias Químicas, el Centro de Investigación en Biodiversidad y Conservación, están los claustros, el de Miacatlán, el Claustro de Tetecala, el Claustro de Axochiapan, el Claustro de Tepalcingo, el de Atlatlahucan, en fin, ahí están las obras y ahí están los estudiantes.

“La otra cosa que argumentan es que unas obras innecesarias y que fue simplemente la pantalla, pues no, ahí están los alumnos, yo agarré poco más de 20 mil estudiantes cuando llegué como rector y dejé más de 42 mil estudiantes, ahí están las matrículas auditadas con datos oficiales de cómo esos espacios aúlicos sirvieron para darle cobijo a estos jóvenes.

El ex rector y ex candidato a Gobernador dijo que, como en el proceso anterior, en esta ocasión también demostrará su inocencia, por lo que aseguró estar tranquilo.

“Esta vinculación es algo que obviamente vamos a apelar y que se va a caer porque no hay datos de prueba y porque vamos nosotros a presentar justamente nuestros argumentos en el sentido de que pues no estamos de acuerdo y tenemos los argumentos y tenemos nosotros también la información necesaria para justificar el por qué y el para qué de este crédito.

“En ese sentido estoy tranquilo, estoy confiado, además muy satisfecho porque veo a los jóvenes, porque veo que ahí están que es una realidad, que no es una ficción”, expresó.

Fiscalía al servicio de Graco Ramírez, acusa

El ex Rector de la UAEM dijo que el Fiscal Anticorrupción de Morelos, Juan Salazar, está al servicio del ex Gobernador Graco Ramírez, de quien fue Consejero Jurídico.

Los procesos penales en su contra son parte de una venganza política, agregó, por el impulso que la UAEM, bajo su rectoría, dio al tema de la exhumación de los cuerpos enterrados ilegalmente por el anterior gobierno estatal.

“Yo no quiero especular, simplemente no podemos negar que el Fiscal Anticorrupción pues es el que dejó Graco en su momento y que había fungido como su Consejero Jurídico en ese sentido pues sería muy ingenuo pensar que no mantienen un vínculo, una relación”, dijo.

La prueba es que los procesos iniciados en contra de Graco Ramírez y sus ex colaboradores no han avanzado en el ámbito estatal. Tampoco las investigaciones en torno a la inhumación ilegal de cientos de cuerpos en el Sexenio pasado.

“Lo más lamentable de todo esto es que al día de hoy, después de que todavía la semana pasada sale en medios que habían identificado a una persona más de las fosas de Tetelcingo y que entiendo ya se entregó y que con esto suman 13 y con lo cual se confirma que fueron cuerpos que tiraron como basura, que no abrieron carpetas de investigación, que no hicieron pruebas de ADN y que no hicieron las necropsias de ley, es decir, hubo negligencia criminal en esos hechos y no hay un solo imputado, uno solo no lo hay, entonces me parece que este sigue siendo un acto de venganza política de aquellos que dicen representar los intereses de la sociedad y del pueblo porque francamente no creo que la Fiscalía anticorrupción esté asumiendo una posición realmente objetiva y buscando la verdad y haciendo un trabajo serio  y profesional.

Graco Ramírez

“Digo, hay denuncias que presentó ya el gobierno actual en contra de Graco y de muchos de los funcionarios y digo, han agarrado uno y a otro, pero a Graco no lo han sentado en el banquillo  de los acusados y que dé cuentas de los cuantiosos créditos y de lo que hizo con esos cuantiosos créditos, entonces sí me parece y estoy muy indignado, muy molesto, pero a la vez también muy confiado, tranquilo de que vamos a salir adelante y otra vez en las instancias federales va a quedar claro que no me robé el dinero y que no actuamos de manera indebida”, dijo.

En la entrevista, Vera Jiménez envió un mensaje al actual Gobernador Cuauhtémoc Blanco, a quien le recordó que su principal promesa de campaña fue llevar ante la justicia a Ramírez y a integrantes de su gobierno señalados de cometer actos de corrupción, promesa que hasta la fecha no ha cumplido.

“Una de las promesas de campaña de Cuauhtémoc y con lo cual creo que se ganó el respeto y el reconocimiento, después de haber sido un perseguido político por Graco, pues es de que iba a proceder y que iba a actuar de alguna manera en contra de los actos de corrupción y de negligencia criminal, que fue un tema que hablamos en el proceso de campaña cuando yo decliné (por él), que no iban a dejar impunes estos actos de negligencia criminal.

“Desde aquí le hago un llamado, que no se olvide del tema y que impulse porque hay más de 40 funcionarios de ese Gobierno, de esa Administración, que fueron señalados por la CNDH y a uno solo no se le ha imputado delito”, dijo.

Para el ex rector el costo político y personal que le representó el respaldo a las víctimas desde la Máxima Casa de Estudios valió la pena por los resultados que se obtuvieron, entre ellos la identificación de 13 personas arrojadas a las fosas.

“El costo fue altísimo, no solo en términos políticos, porque me parece que sí soy víctima de lawfare, es decir, de toda una estrategia mediática acompañada de acciones judiciales para sacarme del espectro político y negarme toda posibilidad de poder asumir un cargo de elección como el que estuve yo buscando, sin embargo, me parece que eso formó parte de una estrategia para posicionar a algún candidato y un proyecto de continuidad, afortunadamente la gente no se la creyó, no lo asumió así.

“Los costos son altos ¿y si valió la pena? Pues yo digo que sí, el hecho de que un solo cuerpo se haya entregado ya a los familiares y esa familia ya haya podido rendirle culto y llorarle y superar su duelo, yo creo que tiene un valor humano insuperable, y ya no es uno, son 13, ahora me parece que lo importante y yo espero que la Fiscalía General, y estoy convencido de que pueden hacerlo, pues es que empiecen a llamar a cuentas a los que participaron en estos hechos, me parece que en la medida en que nosotros exijamos que se descubra la verdad de los hechos, empezaremos a ver que realmente se hace justicia al horror que estamos viviendo en nuestro estado”, dijo.