El dirigente de la Coordinadora Estatal de Transportistas Independientes de Guerrero, Juan Mendoza Tapia, manifestó que la organización no se irá de la capital de Guerrero a pesar de que el secretario de Gobierno David Cienfuegos, pactara la salida de ese grupo con transportistas locales.

Juan Mendoza, indicó que hasta el momento no tienen ninguna notificación de las autoridades del Estado con respecto a la salida de la CETIG del zócalo de Chilpancingo.

Este habría sido el compromiso pactado entre el Estado y la Coalición de Servidores del Transporte del Estado de Guerrero (COSTEG) para evitar que los transportistas locales bloquearan la autopista del Sol.

“Nosotros somos una organización de taxistas que aglutina a trabajadores de Chilpancingo que no tienen dinero para pagar una concesión las cuales son para los caciques del trasporte”, acusó el líder de la CETIG.

Recordó que, desde hace varios años, las concesiones son entregadas a quienes tienen el dinero para hacer los respectivos pagos y, en la mayoría de las ocasiones, no benefician a los verdaderos trabajadores del transporte.

Por motivos de seguridad, evitó hablar sobre la suspensión del servicio de transporte por parte de esa organización, aunque no descartó que continúen los trabajos dentro de poco tiempo pues, asegura, no tienen la intención de abandonar el movimiento social.

“No sabemos cómo el secretario de Gobierno anda dando a conocer que nos van a sacar. Nosotros nunca nos hemos sentado a hablar con ninguna autoridad del tema de la liberación del transporte, si nos hemos reunido es por el tema del plantón que mantenemos por Ayotzinapa”, destacó.

Finalmente acusó a las autoridades de la Fiscalía de Guerrero de no avanzar con la demanda por lesiones sufridas durante el enfrentamiento del lunes y más aún por tratar de aprehenderlo para apoyar al grupo de la COSTEG.