Guerrero.- “Ándese con cuidado y trate de no meterse en problemas”, fue la advertencia que le hicieron los policías luego de ser encañonada durante la revisión a su camioneta en Chilpancingo la tarde de ayer, denunció la diputada local de Morena, Nilsan Hilario Mendoza.

En conferencia prensa en el Congreso local, la diputada sostuvo que quienes la encañonaron argumentado el reporte de robo de un vehículo fueron los policías estatales y presentó la denuncia ante la Agencia del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado contra quien resulte responsable por los hechos y por lo que le llegue a pasar a ella, su asesor quien viaja con ella y a su familia.

La diputada sostuvo que durante la revisión “escuchó una ráfaga de alto calibre” en la parte trasera de su camioneta. Uno de los policías justificó que el arma se había disparado por accidente y el oficial sería arrestado.

De acuerdo con la narración de la diputada, cuando concluyeron con la revisión de su camioneta, “me dicen (los policías) pues bueno ándese con cuidado y trate de no meterse en problemas, fue que me dejaron seguir mi camino”.

“No estoy señalando a nadie en específico. Yo esta denuncia la estoy haciendo para protección. Ya hice mi renuncia correspondiente ante el MP, donde mencionó que estaban encapachado los policías. Algunos de ellos que me estaban encañonando de frente veía que estaban riendo, creo que cuando hay un operativo serio no se da este tipo de situaciones”, comentó.

La diputada dijo que no pudo ver los números de matrícula de las motocicletas ni de la patrulla que se detuvo atrás de una urvan del transporte público, pero sostuvo que se trató de policías estatales.

Aunque dijo que el alcalde de Chilpancingo, Antonio Gaspar Beltrán se comunicó por teléfono este viernes y le informó que un policía preventivo estaba arrestado por disparársele el arma.

¿Fue la Policía Preventiva?, se le preguntó.

“Yo he observado a la Policía Municipal de todos los lugares y la única policía encapuchada es la Policía Estatal. Desde el primer momento vi que era la policía estatal”, sostuvo.

En relación con el comunicado con la Secretaría de Seguridad Pública del estado quien en un comunicado se desmarcó y responsabilizó a la policía preventiva de Chilpancingo, la diputada recordó que cuando ocurrió la masacre de Aguas Blanca y la desesperación de los normalistas de los 43 normalistas de Ayotzinapa “nadie dijo sí yo estuve en ese lugar”.

La diputada del distrito 16 de Ometepec, Costa Chica, dijo que no se pueden permitir que en Guerrero “prevalezca la ley mordaza, no debemos permitir muchas cosas de las que los ciudadanos están hartos”.

La noche de ayer en su página de Facebook la diputada denunció el hostigamiento de la policía luego de cerrarle el paso en las calles Amado Nervo y Cuauhtémoc en el centro de Chilpancingo.