Ciudad de México.- El precandidato de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES), Andrés Manuel López Obrador, prometió cancelar la reforma educativa, como parte de un compromiso con maestros de todos los sectores, tanto del Sindicato como de la Coordinadora.

Durante su gira por Huimanguillo, Tabasco, López Obrador dijo que si gana, “no se va a seguir humillando al magisterio nacional”, pues si “sabemos mucho o poco” es gracias a los maestros.

“A los maestros que están organizados en la CNTE, a los maestros organizados en el SNTE, a todas las maestras y maestros de México. Quiero aquí, desde mi tierra, desde mi agua, hacer el compromiso con todo el magisterio nacional que al triunfo de nuestro movimiento se va a cancelar la mal llamada reforma educativa”, sentenció.

Pidió tener confianza en su proyecto, que sí incluirá una reforma para mejorar la calidad de la educación, pero no limitará los derechos laborales.

Acompañado por el precandidato a la gubernatura de Tabasco, Adán Augusto López, el fundador de Morena afirmó que llegará a “un acuerdo con maestros, con padres de familia para llevar a cabo una auténtica reforma educativa”.

Al actual conjunto de leyes que regula el sistema educativo lo calificó como una “farsa” que no tiene como fin mejorar la calidad de la enseñanza. Respecto a la acusación del ex secretario de Educación Aurelio Nuño, de que su postura es electorera, el tabasqueño le respondió tildándolo de “fresa” y “ñoño”, que no ha logrando levantar a pesar de que, dijo, es la segunda opción que tiene el PRI en caso que decidan cambiar de candidato.

“Él (Nuño) puede decir lo que quiera, yo tengo un acuerdo con el magisterio nacional, independientemente si son del SNTE o la CNTE, independientemente de lo que resuelvan los dirigentes, y eso es lo que no les gusta a estos fresas, ñoños, porque Meade y Nuño están ñoños”, señaló.