* No le preocupa activismo de Calderón en favor de candidata panista

Por Gloria Islas Rodríguez

México, 19 Abr (Notimex).- El candidato del PRD, el PT y Nueva Alianza al gobierno de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, aseguró que los michoacanos quieren un gobernador con una buena relación con la Federación, por lo que garantizó que de ganar los comicios del 7 de junio, su administración no asumirá una relación de “confrontación o desencuentros” con el gobierno federal.

“Mi relación con el presidente -Enrique Peña Nieto- fue una relación institucional como presidente de la Cámara de Diputados, cordial en el marco de lo que establece la ley y las atribuciones para quien ocupa un cargo de representación de esa magnitud, pero nada más”, dijo quien por segunda vez consecutiva busca la gubernatura de su entidad.

Rechazó que vaya a ser un gobernador de confrontación con la administración federal y recordó que esa experiencia amarga ya la vivió la entidad, lo cual fue muy malo para el estado, "hemos pagado el costo de esas cosas y no debe volver a repetirse".

Entrevistado en su trayecto a un acto de campaña, insistió que la gente quiere un mandatario “que tenga una buena relación con el gobierno federal y que tenga capacidad de gestión y de entregar resultados”.

En cuanto al activismo político del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa a favor de su hermana, Luisa María Calderón, candidata del Partido Acción Nacional (PAN) a la gubernatura, reconoció que tiene derecho, además de que son de la misma fuerza política y hermanos.

El abanderado de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Nueva Alianza se declaró el mejor candidato, por tener la mejor propuesta, conocer mejor a la entidad y los problemas, pero sobre todo porque ha demostrado capacidad para construir soluciones.

Se presumió como un político de acuerdos, “un hombre de sumas, un hombre de inclusión y de búsqueda de rutas de entendimiento. Y hoy Michoacán más que nunca requiere una ruta de construcción de acuerdos, de armonía, de paz, estabilidad para poder iniciar el crecimiento y desarrollo económico que requiere la entidad”.

Aureoles Conejo, quien se levanta todos los días a las 06:00 para buscar el voto ciudadano y termina sus actividades entre la una o dos de la madrugada para atender su campaña, afirmó que ya demostró su capacidad para la gestión y de entendimiento con otros actores políticos.

Reiteró además su rechazó al despliegue de spots de acusaciones de los partidos políticos nacionales, que tildó de “guerras sucias” que no ayudan a nadie; “es entendible la pasión que se desata por las competencias, pero creo que debería ser más propositivo, más de creatividad para encontrar soluciones”.

Asimismo advirtió que la descalificación solo desanima al votante y pidió se tenga presente esa situación para tomar medidas al respecto, aunque admitió que no va ser fácil evitarlo por lo que significa las contiendas electorales, que son en los hechos una actitud por el poder y eso siempre exacerbar los ánimos y las pasiones.

En cuanto al clima de inseguridad en el estado, el político de 49 años afirmó que hay las condiciones para celebrar el proceso electoral en la entidad, aunque admitió que hay una "tensa calma".

Negó que use chaleco antibalas para realizar sus recorridos en busca del voto ciudadano, aunque admitió que utiliza un equipo de seguridad mínimo, el que siempre lo ha acompañado desde que era senador de la República.

Sobre la seguridad que ofreció el gobierno federal, aclaró que no se ha concretado todavía, que no lo ha solicitado y habrá de acatar lo que al respecto determine la autoridad electoral para que sea equitativo para todos.

Silvano Aureoles también expuso que no ha recibido amenazas o sufridos incidentes relacionado con la delincuencia organizada, “todo tranquilo y espero que así siga”.

En cuanto al caso de Rodrigo Vallejo, hijo del ex gobernador Fausto Vallejo, dijo que no es algo que se debe apostar para que beneficie a alguien porque afecta la imagen del estado, "nos golpea como clase política, nos vemos mal".

El candidato de la izquierda dijo que se tiene que trabajar para cambiar la imagen del estado y ser más cuidadosos con las cosas que se hacen, sobre todo quien tenga una función pública, "todo eso va a cambiar a partir de octubre ".

Además ofreció que de ganar la contienda electoral será muy cuidadoso en la elección de su gabinete, "colocar a los mejores hombres y mujeres con trayectoria conocida para evitar la infiltración de poderes fácticos en la toma de decisiones del gobierno".