El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores recorrió las instalaciones del Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C-4) que está al mando del Ejército en este municipio y constató el monitoreo de las cámaras de seguridad y centros de emergencia.

Además, a través de un informe de la Secretaría de Seguridad Pública de Guerrero (SSP), se comunicó que 118 de las 679 cámaras de video vigilancia de los C-4 están dañadas o inactivas.

En Acapulco, sólo sirven 485 de las 594; en Chilpancingo operan 55 de 60; mientras que de las 25 que hay en Iguala, no funcionan cuatro.

Acompañado del comandante de la XXXV Zona Militar, Raúl Gámez Segovia, y del secretario de Seguridad Pública, Pedro Almazán Cervantes, el mandatario indicó que este recorrido de supervisión también lo hará en el C-4 del puerto de Acapulco y en Iguala.

A través de un comunicado, expuso que los C-4 eran operados por 215 personas, quienes fueron sustituidas por 415 elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) quienes estarán a cargo de esta área durante seis meses.

Durante ese periodo el personal que ha estado trabajando en los C-4 será capacitado y se contratará a más personas que también recibirán su capacitación.

Sobre los recorridos, el mandatario dijo que permitirán hacer un diagnóstico de cuántas cámaras más se necesitan en Chilpancingo y Acapulco y mejorar la seguridad pública.

Astudillo Flores manifestó que también se reparará equipo de cómputo para hacer más eficiente la operación y atención ciudadana que acude a solicitar auxilio a través del centro de emergencias 066.

También confirmó la construcción del C-5, con la más alta tecnología para atender a la población.

Con información de Notimex