We-wibe, es un vibrador que se puede usar en pareja, producto que se promociona como la mejor arma “salva matrimonios”, ya se han vendido cuatro millones en Estados Unidos.

Este producto salió a la venta hace pocos meses y cuesta alrededor de 105 dólares. Pretende facilitar las relaciones sexuales al tiempo de que estimula especialmente el placer de la mujer, todo ello dejando las manos libres a ambos miembros de la pareja.

Su representante, Tristan Weedmark, explica que el diseño es fruto del trabajo de dos ingenieros canadienses que son matrimonio.

El uso de juguetes sexuales se ha extendido en el público femenino en los últimos años con gran influencia tanto de la serie Sex in the City de los años noventa, como de la publicación este milenio de la colección de libros 50 Sombras de Grey.