El capitán y portero de la selección chilena, Claudio Bravo, aseveró hoy que siente mucho respeto con su rival en la gran final de Copa América, pero descartó que le teman al equipo argentino.

“Nosotros jamás le tenemos miedo a ningún equipo, si mucho respeto, el máximo a todos los equipos, no estamos asustados y tenemos que ser muy aguerridos y jugar de igual a igual, tenemos una linda posibilidad”, señaló Bravo en rueda de prensa.

Respecto al sentimiento al interior del grupo manifestó que “estamos felices, es un premio a muchos que llevamos un largo periodo en la selección y llegar a una final es un sentimiento de mucha felicidad y de ver que el trabajo que realizamos nos lleva en buen camino”.

En relación al rumor que lanzó un reconocido amigo de Alexis Sánchez, respecto a una posible lesión del “Niño Maravilla”, el capitán fue tajante y desmintió que el jugador esté disminuido o con algún problema físico.

“Generalmente los amigos nuestros no conviven con nosotros, Alexis entrenó normal hoy, si es tan amigo, parece que no le ayuda mucho con sus declaraciones Alexis está muy bien y no se ha descartado a ningún jugador”, aclaró el goleador chileno.

Sobre cómo puede Chile detener el poderío del argentino Lionel Messi, Bravo aseguró que “no es fácil controlar a Leo, el fuerte nuestro es el grupo, no nos basamos en poner una marca y que lo siga todo el partido, pero ellos se han destacado por el nivel grupal”.

El arquero se refirió al posible localismo por parte de los árbitros y enfatizó que “nosotros no apuntamos con una pistola al árbitro, estamos en una final mucho derecho y no va al caso hablar del arbitraje, nosotros solo nos dedicamos al juego y a competir”.

Finalmente envió un mensaje a la fanaticada chilena: “nosotros no jugamos para ser la mejor selección en la historia, jugamos para que de una vez por todas logremos tener un título. Somos los únicos podemos transmitir con 90 minutos una alegría inmensa a la gente”.

Notimex