La Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach) no tiene dinero para pagar los dos millones de pesos que le adeudan a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la cual cortó el suministro de energía eléctrica a los sistemas de bombeo de Mochitlán y Acahuizotla desde este 17 de mayo.

El director de la paramunicipal, José Alberto Lara Vargas, aseguró que el dinero recaudado por el pago de servicios que brindan no es suficiente para absorber el costo de la energía eléctrica que generan los sistemas de Mochitlán y Acahuizotla.

Consultado vía telefónica, este día, Lara Vargas dijo que recurrirían al apoyo del gobernador Héctor Astudillo Flores para que les hiciera un préstamo y a más tardar mañana poder restablecer el servicio de los dos sistemas de bombeo.

Argumentó que la falta de recursos se debe a los usuarios morosos, pues sólo 30 por ciento paga de manera puntual. Asimismo, a la toma clandestina de agua que han detectado.

Aseguró que la falta de recursos para pagar los gatos generado por los suministros de agua de Mochitlán y Acahuizotla no son de la actual administración, sino de tiempo atrás.

Al funcionario se le recordó que durante este día hubo diversos bloqueos y la toma de las oficinas de la Capach, por vecinos quienes se quejan de no tener agua, a lo que Lara Vargas se justificó y dijo que el problema se debe a que los depósitos de captación se encuentran en un 30 o 40 por ciento y espera que con la temporada da de lluvias aumente.