México. Notimex.- Integrantes del Comité Ejecutivo Nacional del PRI se pronunciaron a favor de una Guardia Nacional que no militarice al país, cumpla con los estándares internacionales de respeto a los derechos humanos y que sea encabezada por un mando civil.

En entrevistas por separado, Arturo Zamora Jiménez, secretario general, y Héctor Gutiérrez de la Garza, secretario de Organización del PRI, coincidieron en que de ninguna manera hay división entre los gobernadores de extracción priista y los legisladores de su partido.

En la sede del Instituto Nacional Electoral (INE), Zamora Jiménez destacó que si se cumple con que no se militarice al país, y se cumplen con los esquemas internacionales para crear una figura de esa naturaleza como sería la Guardia Nacional, votarían a favor de esta reforma a la Constitución.

Apuntó que la creación de la Guardia Nacional es un asunto de la mayor importancia para el país y que en el PRI entienden claramente el interés que tienen los gobernadores para mantener la estabilidad social, política, incluso en el ámbito de las inversiones en el país.

Dijo que los priistas están de acuerdo en darle al gobierno los instrumentos que necesite, “solo que también debemos de tomar en cuenta que de ninguna manera autorizaríamos militarizar al país, que de ninguna manera pensaríamos en el desmantelamiento de las Fuerzas Armadas.

"Y que de ninguna manera pensaríamos en crear instituciones que no tuviesen esquemas de control, sobre todo en el tema de los derechos humanos”, refirió el dirigente priista.

Dijo que las diferencias entre los priistas, son más bien una muestra evidente de que entre ellos existe libertad de criterio, libertad de opinión, y la última palabra se tendrá en el Senado de la República.

A su vez, Héctor Gutiérrez de la Garza, secretario de Organización del PRI, señaló que no hay divergencia entre gobernadores y legisladores de su partido y apuntó que los priistas están a favor de una Guardia Nacional, pero que tenga tres elementos fundamentales:

Primero, que sea de naturaleza civil, es decir, que la capacitación y el adiestramiento sean de naturaleza civil y este encabezado por un mando civil; segundo, que las Fuerzas Armadas nos sigan apoyando en las tareas de seguridad pública, aunque no es su vocación, pero que tenga una temporalidad.

Además, que se respete el trabajo que se ha realizado por parte de estados y municipios, en el cual están haciendo esfuerzos en materia de seguridad en cada una de sus entidades federativas.

Gutiérrez de la Garza señaló que se tiene la ventaja de que para aprobar la creación de la Guardia Nacional se necesita la aprobación en el Congreso de mayoría calificada, porque se trata de una reforma constitucional, y se tiene la oportunidad de fijar un posicionamiento.

El priista confió en que exista consciencia en lograr adecuar la propuesta legislativa y lograr los consensos que se necesitan para su aprobación, pues reconoció que se trata de uno de los temas más delicados del país que es la seguridad.

“Ojalá en el Senado de la República se llegue a un acuerdo que fortalezca la seguridad de este país bajo el entendido que no pensamos en que las Fuerzas Armadas se retiren en este momento de las calles, pero tiene que tener una temporalidad.

"Porque lo que estamos esperando es Fuerzas Armadas que se dediquen a defender la soberanía del Estado y los planes de emergencia, que eso es en lo que ellos tienen un adiestramiento muy profesional”, concluyó.