Chilpancingo, Guerrero.- El ultimátum del Frente de Policías Comunitarios del Estado de Guerrero, para que el gobierno detenga al líder del Cartel del Sur, es una expresión por la confrontación de grupos armados en la sierra y "no voy a trabajar por advertencias de nadie", señaló el gobernador del Estado, Héctor Astudillo Flores.

Entrevistado luego del aniversario CXCVII de la bandera de México en la ciudad de Iguala, el mandatario habló sobre la advertencia que el día viernes lanzaron policías comunitarios para que el gobierno detenga a Isaac Navarrete Celis, alias "El Señor de la I", a quien acusan de la ola de violencia en Chilpancingo.

En la localidad de Puerto Nicolás Bravo (Filo de Caballos), municipio de Leonardo Bravo, el Frente de Policías Comunitarios dio 30 días para que el gobierno estatal y federal detenga a los operadores del Cartel del Sur o de lo contrario "varios miles de comunitarios" tomarán Chichihualco y Chilpancingo.

"Es una expresión que se da en el marco de la confrontación entre dos grupos armados en ese territorio de Chichihualco-Tlacotepec, no tengo mayor comentario".

"No lo tomo como amenaza, es una expresión y de ninguna manera voy a responder, no voy a trabajar por sus advertencias de nadie", señaló Astudillo Flores.

También afirmó que la advertencia no deberá ser vista ni atendida solamente por el gobernador, sino también por representantes de la federación aunque aclaró que no es el único tema que trae el gobierno de Guerrero.

"No es un pleito contra el gobierno ni contra la sociedad (advertencia de confidencialidad), no es algo nuevo ni de hoy, lamentablemente de presentan expresiones que las tomamos con seriedad y responsabilidad".

El grupo de policías comunitarios son ligados con una banda delictiva que dirige Onésimo Marquina Chapa, mientras que el cartel contrario Cartel Del Sur, opera en Chichihualco y la capital del estado, lugares en donde los primeros han advertido con tomar.