Ciudad de México.- El dirigente nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador nombró a su hijo, Andrés Manuel López Beltrán, jefe del partido en la Ciudad de México.

De acuerdo al diario La Razón, López Beltrán estará a cargo de cinco mil 539 representantes de Morena en la capital del país.

“Sin embargo, para estos trabajos no intervendrá el dirigente formal de ese partido en la Ciudad de México, Martí Batres”, afirma el medio nacional.

Entrevistado por La Razón, el excandidato a jefe delegacional en Gustavo A. Madero, Ramón Jiménez explicó que López Beltrán se encargará de la estructura orgánica del partido en la ciudad.

“Todo sobre la estructura orgánica de Morena; con estructura orgánica me refiero a la conformación de los comités seccionales”, explicó.

En tanto, la excandidata a jefa delegacional en Venustiano Carranza, Patricia Ruíz Anchondo confirmó que quienes sean elegidos representantes en los comités seccionales le rendirán informes directamente a López Beltrán.

“Son para organizar a Morena rumbo a las elecciones para el proceso electoral de 2018, para que tengamos una estructura, para no estar armando estas estructuras sobre las rodillas; él coordinará la estructura electoral de Morena”, indicó.

Sin embargo, López Beltrán no designará a las personas que serán parte de estos comités, pues éstas se elegirán en la Asamblea Seccional del partido.

López Beltrán ya había sido encargado de dirigir al partido en noviembre de 2013, cuando López Obrador convalecía de un infarto y lo nombró responsable del cerco en contra de la reforma energética en el Senado.

Además, en 2015, fue coordinador de campaña en Guerrero.