México, Notimex.-A 80 años de la entrada en vigor de las llamadas “leyes raciales” de Benito Mussolini, por medio de las cuales miles de judíos fueron enviados a los campos de exterminio, el presidente italiano, Sergio Mattarella nombró hoy a una superviviente del Holocausto como senadora vitalicia.

Liliana Segre, de 87 años de edad, fue designada senadora vitalicia “para cultivar la memoria contra el racismo, la discriminación y el odio”, destacó un comunicado de la presidencia italiana. “Tengo la enorme tarea y la grave responsabilidad de intentar con mis limitaciones de llevar al Senado de la República las voces lejanas que corren el riesgo de perderse en el olvido”, declaró Segre.

Explicó que “la memoria es una vacuna contra la indiferencia”y recordó a los miles de italianos pertenecientes a la minoría judía, que en 1938 “sufrieron la humillación de ser degradados de su patria que amaban, que fueron expulsados de las escuelas, las profesiones, de la sociedad de ciudadanos de serie A”.

Particularmente se refirió a “las voces de aquellos menos afortunados que yo que no regresaron, que fueron asesinados por la sola culpa de haber nacido, que no tienen tumba, que terminaron en el viento”. Nacida en Milán, Segre fue deportada con su familia a Auschwitz el 30 de enero de 1944, cuando estaba por cumplir 14 años. En ese campo de exterminio murió su padre.

Expulsada de la escuela primaria tras la entrada en vigor de las leyes raciales, Segre buscó en diciembre de 1943 escapar a Suiza con su padre y dos primos, pero fue capturada por gendarmes del Cantón Ticino y devuelta a Italia, donde fue puesta bajo arresto.

Un mes después fue deportada a Auschwitz, donde la marcaron con el número 75190 y fue enviada a trabajos forzados en una fábrica de municiones. Tras el fin de la guerra logró regresar a Milán en agosto de 1945 y fue una de los 25 menores supervivientes entre los 776 niños italianos menores de 14 años que fueron deportados a Auschwitz.

“La vida de Liliana Segre es un testimonio de libertad. Como senadora nos indicará el valor de la memoria. Una decisión tomada a 80 años de las leyes raciales’, escribió el primer ministro, Paolo Gentiloni, en Twitter.