#Ciencia y tecnología

Nombres de huracanes facilitan la difusión de alertas y peligro

Los meteorólogos la OMM atribuyen un nombre a cada fenómeno climático de este tipo para evitar confusiones y de acuerdo con la región afectada proponen una lista que incluye de los géneros femenino y masculino alternados.

Por Redacción, 2018-04-06 12:29

México, (Notimex).- Elaborados cada seis años por los comités de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), los nombres de los huracanes y tifones se utiliza para facilitar a la difusión de advertencias, medidas de prevención y peligros para la población.

De origen maya, la palabra huracán se define como un ciclón tropical cuando se forma en el Atlántico Norte, Mar Caribe, Golfo de México, Pacífico Sur y Océano Indico.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) este fenómeno climático presenta vientos máximos sostenidos que superan los 116 kilómetros por hora, cubren una extensión aproximada entre 500 y 900 kilómetros de diámetro y su ojo alcanza entre 24 a 40 kilómetros de diámetro.

El tifón se le nombra a aquellos que se forman en la zona de Japón y China; en Australia se le conoce como Willy-Willy, en América como huracanes, en algunas partes del Atlántico como ciclón al igual que en el este de África y Vaguios en Filipinas.

Dado que este tipo de tempestades pueden durar una semana o más, es posible tener una o más a la vez, se clasifican de acuerdo con su velocidad del viento sostenido y la escala de intensidad depende de su ubicación.

Los meteorólogos la OMM atribuyen un nombre a cada fenómeno climático de este tipo para evitar confusiones y de acuerdo con la región afectada proponen una lista que incluye de los géneros femenino y masculino alternados, aunque también pueden ser de animales o flores, dependiendo de la región del mundo donde ocurran.

Cuando un huracán causó daños materiales de consideración y víctimas mortales, son retirados de las listas y sustituidos por otros con alguno que comience con la misma letra.

Cada año se dan a conocer los nombres que recibirán los huracanes durante la temporada; las listas se repiten cada seis años, en el caso de la región del Pacífico y el Atlántico, e incluyen uno por cada letra del alfabeto y suelen alternarse entre masculino y femenino.

La práctica de nombrar a estos fenómenos climáticos comenzó hace varios siglos atrás y eran seleccionados de forma arbitraria, por ejemplo, la tormenta Antje fue nombrada de esa manera porque arrancó el mástil de una embarcación con ese mote.

Asimismo eran nombradas de acuerdo con el santoral del día en que manifestaban su poder de destrucción en una zona específica, como el huracán Santa Ana, que causó daños en Puerto Rico el 26 de junio de 1825.

De acuerdo con la OMM, a mediados de 1900 el meteorólogo australiano Clement L. Wragge fue el primero en utilizar nombres propios bíblicos de mujeres para referirse a los huracanes.

En la búsqueda de un sistema más organizado y eficiente, los meteorólogos decidieron identificar las tormentas con una lista ordenada alfabéticamente, en la que también comenzaron a utilizar nombres masculinos para aquellos que se formaban en el hemisferio sur.

Desde 1953, las tormentas tropicales atlánticas fueron nombradas a partir de listas originadas por el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos y ahora son mantenidos y actualizados por un Comité Internacional de la Organización Meteorológica Mundial.

A partir de 1979, los nombres masculinos se introdujeron y se alternan con los de las mujeres; las seis listas se utilizan en rotación, es decir, el listado elaborado en 2015 se utilizará nuevamente en el año 2021.

Los nombres de los ciclones tropicales o huracanes no eligen por una persona en particular o con alguna preferencia de orden alfabético, sino que son seleccionados aquellos que son familiares a las personas en cada región.

El propósito principal es para que la población los recuerde y facilitar la concientización, preparación, manejo y reducción del riesgo de desastres.

Existen diferentes listas para nombrar a los huracanes de acuerdo con la región en la que se forman: el Atlántico Norte, en el Pacífico Nororiental, Pacífico Central, Pacífico Occidental, en el Océano Índico Norte, en la Región de Australia, que comprende Indonesia, Australia y Papua Nueva Guinea, así como en el Suroeste del Océano Índico y el Pacífico Sur.

Para este 2017, la temporada de huracanes comienza oficialmente el 15 de mayo y concluye el 30 de noviembre para el Océano Pacífico, mientras que en Atlántico inicia el 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre.

De acuerdo con los pronósticos, se esperan un total de 17 fenómenos tropicales durante este año en el Pacífico y 12 sistemas meteorológicos para el Atlántico.

De esos 17 ciclones tropicales pronosticados para este año en el Océano Pacífico, ocho serían tormentas tropicales, así como nueve huracanes, de los cuales cinco podrían ser categorías 1 y 2 más cuatro huracanes intensos con categorías 3, 4 y 5.

La lista conformada por 21 nombres para el Atlántico, Golfo de México y Mar Caribe prevista para este año se estrenó con la tormenta tropical Arlene, la cual se formó 40 días antes del inicio oficial de la temporada.

En caso de que una temporada registrara un número superior a 21 ciclones, se utilizarían las letras del alfabeto griego como Alfa, Beta, para designar el resto de los sistemas meteorológicos.

En el Pacífico Nororiental, la lista contiene 24 nombres, los que inician con las letras “x”, “y” y “z” fueron añadidos en 1985 y si sobrepasan la cantidad de nombres previstos se utilizará el alfabeto griego.

El comité para la región del Pacífico Central mantiene cuatro listas de nombres hawaianos que se utilizan sin tener en cuenta el año

De acuerdo con información del Centro Nacional de Huracanes, desde aproximadamente 1945, los meteorólogos del ejército militar, inicialmente los miembros de la Armada y más tarde la Fuerza Aérea de Estados Unidos nombraron los ciclones tropicales en la cuenca del Pacífico noroccidental.

Hasta 1978, los nombres utilizados fueron casi exclusivamente nombres femeninos en inglés, pero a partir de 1979 comenzaron a utilizarse de forma alterna.

A partir de 1963, el servicio meteorológico de las Filipinas (ahora conocido como PAGASA) comenzó a asignar nombres de la mujer filipina que terminan en “ng” a las depresiones tropicales y ciclones en o pasando por la zona de PAGASA de responsabilidad de advertencia; pero desde 2002 nombra a los sistemas climáticos con sus propios nombres para uso local y facilitar la difusión de las alertas dentro de las zonas rurales de Filipinas

A partir del 1 de enero del 2000, los países de la cuenca del Pacífico noroccidental empezaron a utilizar un nuevo sistema para dar nombres a los ciclones tropicales de esa área.

Los nuevos nombres son de origen asiático por todas las naiones y territorios miembros del Comité de tifones de la OMM; éstos serán asignados a las tormentas tropicales en desarrollo por el centro de tifones de Tokio de la Agencia Meteorológica de Japón, que es el Centro Regional Especializado de la cuenca (RSMC por sus siglas en inglés).

Esos nombres recién seleccionados tienen dos grandes diferencias del resto de las listas de nombres de ciclones tropicales del mundo: los nombres no son personales, aunque hay masculinos y femeninos, la mayoría son de flores, animales, aves, árboles e incluso alimentos, etc., mientras que algunos son adjetivos descriptivos.

Además, no se asignan por orden alfabético, se organizan por la nación aportadora con los países previamente alfabetizados; 14 naciones y territorios contribuyeron con 10 nombres para un total de 140.

Dentro de la zona del Océano Índico, a un ciclón tropical se le asigna un nombre cuando la velocidad de sus vientos alcanzaron los 65 kilómetros por hora.

Los nombres fueron seleccionados por miembros del grupo de meteorólogos de la OMM de esa región entre 2000 y mayo de 2004, antes de que el Centro Meteorológico Regional Especializado en Nueva Delhi comenzara a asignar nombres en septiembre de 2004.

Este listado sólo está previsto para utilizarse una vez y si un ciclón tropical designado se traslada a la cuenca desde el Pacífico occidental, entonces conservará su nombre original.

En el Pacífico Sur, al comenzar la temporada 2008-2009, el centro de advertencias de ciclones tropicales de la oficina australiana de meteorología elaboró una lista de nombres asignados de la “A” a la “Zed”, cuando se agote la siguiente será usada dependiendo del año.

Si un ciclón previamente nombrado se mueve hacia las regiones australianas desde un área de advertencia de otro centro de responsabilidad, el nombre previamente asignado se utilizará en lugar de uno seleccionado de la lista.

#Ciencia y tecnología

Modo vacaciones te desconectará por un rato de WhatsApp

La función aún está en desarrollo y se desconoce cuándo estará disponible.

Por Redacción, 2018-10-19 15:06

México.-Seguramente, en más de una ocasión has tenido que silenciar grupos de WhatsApp mientras estás de vacaciones.

Y es que no es que no quieras leer lo que tengan que decir tus amigos de la secundaria o tus compañeros de trabajo, simplemente hay veces que no quieres saber nada del mundo y desconectarte. Por eso, WhatsApp está trabajando en un modo de vacaciones que te permitirá archivar conversaciones y que no mostrará los nuevos mensajes hasta que tú lo decidas.

La función, estará basada en la opción de modo de silencio.

De acuerdo con el sitio WABetaInfo, la función que aún está en fase de desarrollo, silenciará los chats archivados y no se mostrarán aunque lleguen nuevos mensajes hasta que tú los desarchives.

Actualmente, los chats archivados no se muestran en la lista de mensajes hasta que se recibe uno nuevo, lo cual no es tan funcional para muchos usuarios que han pedido una función similar a la de modo de vacaciones. No se sabe cuándo estará lista la función, pero WABetaInfo asegura que estará disponible para iOS y Android.

#Ciencia y tecnología

Nuevos condones prometen ser más resbaladizos

Los condones autolubricantes podrían durar más de mil penetraciones.

Por Redacción, 2018-10-19 14:42

México.-A pesar de que aún no están disponibles en tu farmacia de confianza, los creadores esperan revolucionar la protección y el placer durante las relaciones sexuales.

Cuando se trata de sexo, no se escatiman recursos para mejorar los instrumentos que nos permitan disfrutarlo. Los más importantes, sin lugar a dudas, son los métodos anticonceptivos, que nos dejan vivir una sexualidad segura y plena, así que este nuevo invento puede ser algo genial.

¿Un condón que qué?

Un grupo de científicos respaldados por la Fundación Bill y Melinda Gates aseguran haber desarrollado condones con una capa especial y duradera que promete ser mucho más resbaladiza al contacto.

Porque de esta manera los especialistas esperan promover el uso de preservativos no sólo para evitar embarazos no deseados, sino también para prevenir las enfermedades de transmisión sexual (ETS).

#Ciencia y tecnología

Mujeres, explorarse les puede salvar la vida| VIDEO

Conoce tu cuerpo y no tengas prejuicios, pregunta cualquier duda y piensa que todo, con prevención, tiene solución.

Por Redacción, 2018-10-19 12:36

México.-Prevenir el cáncer de mama significa adoptar estilos de vida saludables, como limitar el consumo de alcohol y mantenerse físicamente activo así como otras cuestiones que a continuación abordamos. Algunos factores de riesgo no se pueden cambiar, como los antecedentes familiares. Sin embargo, hay estilos de vida que si se adoptan pueden reducir el riesgo.

¿Cómo reducir el riesgo de padecer cáncer de mama?

Algunos estudios han demostrado que los cambios en el estilo de vida pueden disminuir el riesgo de cáncer de mama incluso en mujeres de alto riesgo. Estas son algunas de las cosas que podemos hacer:

Eliminar el consumo de alcohol

Cuanto más alcohol se consume, mayor será el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Si decides beber alcohol (cerveza, vino o licor), reduce el consumo a no más de un vaso al día.

No fumar

El tabaco es una de las causas principales de la aparición de cualquier tipo de cáncer. En las mujeres existe evidencia científica que sugiere una relación entre el hábito de fumar y el aumento del riesgo de cáncer de mama, particularmente en mujeres premenopáusicas.

Tener el peso bajo control

La obesidad o el sobrepeso aumenta el riesgo de cáncer de mama. Esto es especialmente cierto si la obesidad ocurre más tarde en la vida, particularmente después de la menopausia.

Hacer actividad física

Estar físicamente activo ayuda a mantener el peso bajo control, una condición que a su vez ayuda a prevenir el cáncer de mama.

La lactancia materna

La lactancia materna puede desempeñar un papel en la prevención del cáncer de mama. Cuanto más tiempo se esté amamantando, mayor será el efecto protector.

Evitar la terapia hormonal en la menopausia

Hacer terapia de reemplazo hormonal durante más de tres a cinco años aumenta el riesgo de cáncer de mama. Si estás haciendo esta terapia por los síntomas de la menopausia, es recomendable que hables con tu médico acerca de las alternativas. Los síntomas de la menopausia pueden tratarse con terapias no hormonales, como la actividad física y la nutrición. Si decides con tu médico que los beneficios de la terapia hormonal a corto plazo superan los riesgos, usa la dosis mínima que ofrece los beneficios que esperas.

Radiación y contaminación ambiental

Los métodos de diagnóstico por imágenes, como la tomografía computarizada, utilizan altas dosis de radiación, que se han asociado con un mayor riesgo de cáncer de mama. Es preferible reducir la exposición usando estos métodos solo si es absolutamente necesario. Aunque es esencial realizar más investigaciones, algunas investigaciones sugieren un vínculo entre el cáncer de mama y la exposición a sustancias químicas en algunos lugares de trabajo, los gases de la gasolina y los gases de escape de los vehículos.

La importancia de la alimentación

Tomar una dieta rica en frutas y verduras no siempre ha demostrado ofrecer protección contra el cáncer de mama sin embargo, una dieta baja en grasas parece ofrecer una ligera reducción en el riesgo de cáncer de mama.

De todos modos, una dieta saludable puede reducir el riesgo de otros tipos de cáncer, así como diabetes, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Una dieta saludable también puede ayudar a mantener un peso saludable, un factor clave en la prevención del cáncer de mama.

El vínculo entre la píldora anticonceptiva y el cáncer de mama

Varios estudios han sugerido que la píldora anticonceptiva puede aumentar ligeramente el riesgo de cáncer de mama, especialmente entre las mujeres más jóvenes. Sin embargo, en estos estudios, 10 años después de la suspensión del riesgo de la píldora anticonceptiva femenina para el cáncer de mama, los tumores volvieron al mismo nivel que el de las mujeres que nunca usaron anticonceptivos orales. La evidencia actual no apoya un aumento en el cáncer de mama con la píldora anticonceptiva.

A todo lo mencionado, podemos sumarle la importancia de estar atento a la detección del cáncer de mama. Si notas cambios en los senos, como un nuevo bulto o cambio en la piel, consulta a tu médico. Además, habla con tu médico sobre cuándo comenzar a hacerte mamografías y otras pruebas.

Una guía para saber cómo autoexplorarse los senos puede marcar una gran diferencia, tú decides.

En este octubre rosa, conmemoramos el Día Mundial del cáncer de mama; la prevención es la mejor arma de cualquiera, por eso te decimos cómo autoexplorar tus senos.

¿Cómo autoexplorarse los senos?

Tienes que conocer frente al espejo la anatomía de tu cuerpo, en este caso, especialmente de tus senos. Fíjate regularmente que no haya cambios en su forma, tamaño o superficie de la piel. Analiza si hay hundimientos, inflación, ulceraciones o enrojecimiento.

Realiza este procedimiento con los brazos a los lados, y con las manos detrás de la cabeza, los codos y hombros ligeramente hacia adelante y las manos en la cintura.

Palpa

Igualmente, frente al espejo o después de tomar un baño, busca zonas dolorosas, bolitas, abultamientos o consistencia diferente al resto del seno. ¿Cómo palpar?.

Parada

Coloca tu mano derecha en la nuca y con la izquierda toca el tu seno derecho. Hazlo desde arriba palpando alrededor de la mama y después en la parte del centro. Revisa la axila y al final aprieta el pezón por si sale algún líquido anormal. Explora el seno izquierdo de la misma forma.

Acostada

Con una toalla enrollada debajo del hombro derecho, pon tu mano derecha en la nuca y con la izquierda revisa el seno derecho. Palpa de la misma forma como hiciste estando parada. Repite la operación con el seno izquierdo.

¿Cuándo es mejor autoexplorarse?

Realiza la exploración siete días después de haber tenido tu período. Si ya no tienes tu período debido a la menopausia, hazlo en un día fijo del mes, no importa cuál.

Es importante que lo hagas de manera periódica para reconocer qué es normal y cómo se sienten tus senos de acuerdo a tu condición natural.

¿Por qué autoexplorarse los senos?

La autoexploración es elemental en la detección temprana de cáncer de mama. Todas las mujeres a partir de los 20 años de edad deben autoexplorarse una vez al mes, ya que aproximadamente 15 por ciento de los casos de cáncer de mama se presentan en menores de 40.

Los especialistas indican que con la atención y tratamientos innovadores, las pacientes con cáncer de mama metastásico pueden vivir más años y con una satisfactoria calidad de vida.

Lee también: Consejos para prevenir el cáncer de mama según una especialista

La mayoría de las pacientes se diagnostican en etapas avanzadas (etapas III y IV), por lo que la detección temprana es fundamental.

Exhortó a todas las mujeres a hacerse la autoexploración desde los 20 años de edad, una revisión clínica una vez al año a partir de los 25 y una mamografía cada uno o dos años desde los 40.