COREA DEL NORTE.- Kim Jong-un, líder de Corea del Norte, dijo que tener a un perro como mascota es un símbolo de la "decadencia capitalista" por lo que dio la orden de confiscar a todos los caninos de Pyongyang.

Por su parte, los dueños de mascotas están temerosos ya que creen que sus peludos amiguitos serán utilizados para resolver la escasez de carne en la nación.

"Tener un perro en casa es una tendencia corrupta de la ideología burguesa"

Las autoridades han identificado hogares con perros y los están obligando a entregarlos o confiscarlos por la fuerza y sacrificarlos, dijo una fuente a un diario surcoreano.

Algunos de los perros son enviados a zoológicos estatales o vendidos a restaurantes de carne de perro.