Chilpancingo, Guerrero.- Normalistas de Ayotzinapa atacaron las instalaciones de la 35 Zona Militar en Chilpancingo, donde aventaron piedras y cohetones sin que se registrara ningún enfrentamiento con los militares, a dos días de que se cumplan dos años de la desaparición de los 43 estudiantes.

Horas antes, padres de los 43 estudiantes desaparecidos y estudiantes habían bloqueado la autopista del Sol, durante más de tres horas, donde exigieron al gobierno del estado su intervención para localizar con vida a los normalistas.

 “Queremos hacerle la exigencia al gobernador Héctor Astudillo Flores, que lo único que los padres pedimos es respuesta a nuestras demandas de la presentación con vida de los 43 jóvenes”, dijo el vocero de los padres de familia Felipe de la Cruz durante una conferencia al concluir el bloqueo.

“No hemos visto ninguna acción que haga el gobierno del estado de Guerrero para encontrar con vida a los 43 normalistas que hacen falta en la normal de Ayotzinapa, de una de las exigencias que estamos haciendo”.

Felipe de la Cruz, exigió que se castigue al exgobernador Ángel Aguirre Rivero y al exprocurador Iñaky Blanco Cabrera, a quienes acusó de omisiones y complicidad en los hechos registrados la noche del 26 y 27 de septiembre del 2014 en Iguala.

“Debe de ser castigado todos los funcionarios que participaron en un primer momento en las investigaciones”, dijo.

Advirtió que a dos años de los hechos no se van a detener, y continuarán exigiendo la presentación la presentación con vida, castigo a los responsables, y que las autoridades reanuden la búsqueda de los jóvenes.

Mientras no les comprueben científicamente que los 43 estudiantes están muertos, dijo, ellos continuarán teniendo la esperanza que se encuentran con vida.

Acusó al presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Robespierre Robles Hurtado, de querer confundir a la sociedad, luego de que manifestara que los manifestantes que irrumpieron la Ciudad Judicial de Iguala, habían quemado expedientes del caso.

El día jueves un grupo de normalistas de Ayotzinapa, irrumpieron en la Ciudad Judicial de Iguala, donde destruyeron oficinas y quemaron papelerías, en exigencia a las autoridades la entrega de los vídeos que grabaron las cámaras de seguridad durante los ataques a los normalistas.

Durante el bloqueo que duró más de tres horas, los normalistas cubiertos del rostro saquearon un camión que habían utilizado para bloquear la vialidad, y repartieron leche y jugos a los transeúntes.

Durante su retirada a Tixtla, minutos después de las 3 de la tarde, un grupo de normalistas cubiertos del rostro, dispararon cohetones contra las instalaciones de la 35 Zona Militar que se encuentra sobre el bulevar Vicente Guerrero.

En el lugar los militares cerraron las puertas de sus instalaciones y no repelieron la agresión. La acción de los estudiantes duró unos minutos, para luego continuar su camino con dirección a Tixtla.

El día de mañana también realizarán marchas en la capital, el lunes en la ciudad de México, y el día 27 en la ciudad de Iguala.