#Guerrero

Normalistas reclaman justicia a 4 años de Ayotzinapa

Estudiantes de la normal “Raúl Isidro Burgos”, marcharon en Chilpancingo y reclamaron justicia para los 43 estudiantes desaparecidos.

Por Alejandro Ortiz, 2018-09-15 21:19

Chilpancingo, Guerrero.-Un grupo de 80 normalistas de la escuela rural de Ayotzinapa “Raúl Isidro Burgos”, marcharon en Chilpancingo y reclamaron justicia para los 43 estudiantes desaparecidos hace casi cuatro años en la ciudad de Iguala.

Alrededor de las 4 de la tarde, dos autobuses procedentes de la normal rural de Ayotzinapa, arribaron al monumento a Nicolás Bravo, ubicado al norte de Chilpancingo e iniciaron con una marcha hacia el centro de la capital.

Marcha normalistas en Chilpancingo.
Marcha normalistas en Chilpancingo.

Con consignas y pancartas, los estudiantes recordaron los hechos en Iguala donde tres de sus compañeros fueron asesinados y 43 fueron desaparecidos por sicarios en contubernio con corporaciones policiacas.

“Aún nos faltan 43, hoy en México los padres de nuestros compañeros no tienen nada que festejar pues ha sido el estado mexicano quien se niega a investigar lo que ocurrió realmente con nuestros compañeros desaparecidos”, reclamó uno de los normalistas.

La marcha avanzó por las avenidas Insurgentes, Juárez e Ignacio Ramírez, hasta llegar al centro de Chilpancingo para realizar un mitin y realizar el “anti grito”, como el que se llevará a cabo a nivel nacional.

Marchan normalistas en Chilpancingo.
Marchan normalistas en Chilpancingo.

La movilización se realizó sin ninguna incidencia y tras el evento los estudiantes abordaron los dos autobuses y regresaron a la normal de Ayotzinapa.

#Guerrero

IEPC aplica segundo examen a aspirantes a consejero

En esta prueba participaron las 10 mujeres y 10 hombres que obtuvieron las mejores calificaciones del examen aplicado la semana pasada.

Por Luis Jijón León, 2019-02-23 15:08

Chilpancingo, Guerrero.- La Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE) realizó la segunda etapa de la evaluación a los aspirantes a consejero del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) por los próximos siete años.

La segunda etapa de evaluación que se aplicó este sábado consiste en realizar un ensayo en materia electoral, prueba en la que participaron las 10 mujeres y 10 hombres que obtuvieron las mejores calificaciones del examen aplicado la semana pasada.

El ensayo es coordinado por académicos del Colegio de México, quienes dieron dos temas relacionados con la materia electoral, los aspirantes eligieron uno para desarrollarlo en tres horas.

Los aspirantes que obtengan dos de tres calificaciones aprobatorias del ensayo pasarán a la tercera y última etapa que es la entrevista con los consejeros del INE en la Ciudad de México que iniciarán a partir del 15 de marzo.

Será el 22 de marzo cuando asuma el cargo el nuevo consejero del IEPC por los próximo siete años.

El representante de Morena ante el IEPC, Sergio Montes Carrillo alertó que una “nomenclatura corrupta” pretende imponer al nuevo consejero del IPC, de la misma manera que apoyaron a José Inés Betancourt Salgado para que fuera ratificado como magistrado del Tribunal Electoral del Estado (TEE).

“No nos vamos a quedar callados ante la ya negociada imposición de esa nomenclatura corrupta”, escribió Montes Carrillo.

Bajo Palabra informó que Montes Carrillo se reunió con el representante del PRD, MC y PT ante el IEPC, para analizar el tema y cerrar el paso a la imposición, sin que informara a quien se busca imponer. 

#Guerrero

Rector de la UAGro niega cobros a aspirantes para garantizar un lugar

Javier Saldaña advirtió que si algún universitario cobra a cambio de espacios en alguna de las facultades será sometido al Tribunal Universitario.

Por Luis Jijón León, 2019-02-23 10:52

Chilpancingo, Guerrero.- El rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Javier Saldaña Almazán, negó que existan cobros en las escuelas para garantizar un espacio a los jóvenes aspirantes y garantizó que el proceso de admisión para el ciclo escolar 2019-2020 será transparente.

En entrevista, el rector advirtió que si algún universitario cobra a cambio de espacios en alguna de las facultades será sometido al Tribunal Universitario, “no podemos tolerar nada”.

“Es algo que se ha venido diciendo (el cobro para ingresar), el Consejo Universitario ha establecido mecanismos, yo por lo menos, no ha visto ninguna evidencia, nadie ha presentado una prueba”, dijo.

“Si alguien tiene una evidencia que la presente, pero hasta ahora nadie la ha presentado, solamente son dichos”.

Explicó que las evaluaciones a los aspirantes se hacen con la supervisión del Tribunal Universitario, de la Contraloría de la UAGro, y la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG).

La semana pasada inició el proceso de fichas para las preparatorias de la UAGro, en el caso de las licenciaturas el Consejo Universitario aún no aprueba la fecha de los registros.

En otro tema dijo que hasta ayer permanecía desaparecida la estudiante de la Preparatoria 5 de Ometepec y otro estudiante de Acapulco también estaba desaparecido.

#Clickeando

Guibaldo, el artesano que hace joyas con semillas en Chilpancingo

El último trabajo que hizo para un cliente fue dos pulseras personalizadas de coco y granos de café para unos hermanos que fueron enviados hasta Italia, contó.

Por Luis Jijón León, 2019-02-23 09:43

Chilpancingo, Guerrero.- Originario de Atoyac de Álvarez en la Costa Grande, Guibaldo Santiago llegó a Chilpancingo hace más de 25 años en busca de mejores condiciones de vida. En la capital trabajó vendiendo libros. Recorrió escuelas, oficinas públicas y colonias ofreciendo los textos.

Luego de varios años, con la venta de los libros compró un terreno y construyó una pequeña casa de madera en la que aún vive junto a su esposa y sus hijos.

Después del 2000, con el acceso al internet, las cosas cambiaron y la venta de los libros bajaron. Los textos comenzaron a ser consultados por computadoras. En 2013 ya no vendió ningún libro. Sin dinero y con sus hijos cursando la primeria buscó otras fuentes de ingreso.

Ante la “necesidad de buscar cómo llevar dinero a la casa” decidió hacer aretes con la semilla del árbol de jojoba que tenía en el patio de su casa. Elaboró un decena de pares de aretes con las pequeñas semillas negras y regresó a la escuela donde estudiaban sus hijos y años atrás había vendido libros.

“No tomé ningún curso para hacer los aretes, lo que me enseñó fue la necesidad. Vendía libros, pero llegó el internet, nos empezó hacer competencia en los libros, las ventas bajaron, empezamos a tener necesidades de dinero, porque la venta de los libros ya no daba”, recordó.

A las maestras y madres de familia que antes les vendió libros le gustaron los aretes de jojoba y decidió hacer más. Regresó a las oficinas y escuelas a buscar los clientes que antes le habían comprado enciclopedias y libros, para ofrecerle los aretes de semillas.

“Vendía libros de estilismo y regrese a buscar a las estilistas a ofrecerlos los aretes, fui a los oficinas, a las escuelas y les decía a mis clientes que ya no vendía libros, pero había emprendido otra actividad. Les gustó lo que hacía y comenzaron a comprarme”, recordó.

A cinco años de haber iniciado la venta de aretes y, ante la necesidad de hacer cosas nuevas, renovarse para seguir en el gusto de los clientes, Guibaldo Santiago buscó otras opciones, por lo que actualmente utiliza más de 40 semillas para hacer pulseras, aretes, rosarios y llaveros.

Lo más nuevo son las pulseras y collares de grano de café, las pulseras personalizadas de concha de coco y anillos de coacoyul.

Además, elabora aretes con semilla de ilama, jacaranda, tabachín, gotas de lluvia (semilla de un pastizal), jojoba conocida también como bolinche o jaboncillo, jacarandas, frijolillos, parota. Algunas las recoge en  la periferia de la ciudad. Todo lo realiza a mano, el precio va desde los 25 pesos.

“Me dicen que consulte en internet nuevos modelos, pero no, me resisto, porque lo que hay en internet es algo que ya está hecho, y lo que yo trato de hacer son cosas nuevas”, comentó.

En sus inicios, en busca de clientes, recorrió tianguis y se instaló en parques y avenidas de la ciudad todos los días. Actualmente se instala en dos sitios, el parque Unidos por Guerrero y afuera del mercado de San Francisco.

“Me da gusto ver que la gente pasa y me muestre la pulsera y los aretes, siento satisfacción y me dan ganas de seguir haciéndolo como el primer día”, dice.

El último trabajo que hizo para un cliente fue dos pulseras personalizadas de coco y granos de café para unos hermanos que fueron enviados hasta Italia, contó.