Guerrero.- Estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa tomaron la caseta de peaje de la autopista Sol al sur de Chilpancingo.

Después de las 11 de la mañana, 40 normalistas llegaron a la caseta, algunos cubiertos del rostro, dieron paso a los automovilistas a cambio de una cooperación de 50 pesos.

Los normalistas y organizaciones sociales continúan con la toma de la caseta pese a la advertencia de sanciones que hizo en abril la Fiscalía General de la República (FGR)

En el lugar permanece una lona en la que se advierte: “Quien realice la toma de casetas de cobro, dañe, perjudique o destruya las vías generales de comunicación o impida, interrumpa o dificulte los servicios de cobro de peaje en esta plaza, enfrenta sanciones penales privativas de la libertad, multa y pago del daño ante la Fiscalía General de la República”.

La FGR señaló que la toma de casetas es considerado un delito federal, y cuya sanción puede ir desde 15 días hasta 30 años de cárcel.

La Fiscalía señaló que las vías de comunicación no sólo facilitan el transporte de mercancías y personas, sino que fueron construidas con la intención de comunicar a la sociedad y con el paso de los años "estas vías se han convertido en punto clave para el desarrollo e infraestructura de cualquier país".