México.- La mayoría de las personas que viven en la frontera norte de México se sienten seguras en el lugar donde viven. Sin embargo, han dejado de salir de noche o invertido en equipo de seguridad para su casa como medidas extras para evitar ser víctima de algún delito.

Para hablar de seguridad ciudadana se tienen que tomar en cuenta las dos dimensiones que la constituyen: la objetiva, medida en número de delitos denunciados o registrados, y la percepción de las personas sobre el tema, de acuerdo con el estudio “La seguridad ciudadana: instrumentos de análisis”, de Marta Murriá y Carlos González Murciano, expertos en seguridad ciudadana de la Universidad Autónoma de Barcelona.

La percepción de inseguridad cambia en una persona conforme si han sido víctimas de delitos o saben de casos cercanos y si estos han sido atendidos por las autoridades, añadieron los especialistas.

El norte de México, que abarca los estados Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, enfrenta problemas específicos por su ubicación en la línea fronteriza con Estados Unidos. Por ejemplo, las organizaciones del crimen organizado ven esos lugares como clave para llevar droga a Estados Unidos.

Para conocer la percepción de seguridad, el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública, a petición del diputado Rubén Moreira, presidente de la Comisión de Asuntos de la Frontera Norte de la Cámara de Diputados, aplicó una encuesta a 900 personas que viven en los estados del norte.

El 47.1% de los entrevistados manifestó sentirse seguro en el lugar donde vive. Mientras el 34.8% dijo sentirse inseguro y sólo el 8.5% señaló que es muy inseguro.

A pesar de que la mayoría de las personas dijeron sentirse seguras, el 40.5% indicó que ha tomado medidas contra la inseguridad pública en el último año, principalmente, la instalación de equipo de seguridad en su casa (15.7%), evitar salir de noche (5.9%) y la colocación de alarmas en la vivienda (4.8%).

Los lugares donde los ciudadanos de la frontera norte se sienten seguros de mayor a menor grado son: su hogar, trabajo, centro comercial, escuela, banco, automóvil, mercado, parque o centro recreativo, carretera, calle y transporte público, en ese orden.