Morelos.- El PRD en Morelos cometió dos errores: uno fue aceptar que Rodrigo Gayosso, hijo de Graco Ramírez, fuera el candidato a gobernador y el segundo fue asumir, como partido en el gobierno, una actitud soberbia que lo alejó de sus bases, reconoció el dirigente estatal del Sol Azteca, Matías Quiroz Medina.

“Dicen que la victoria tiene muchas mamás, pero la derrota es huérfana y sí, efectivamente, debo de decirlo con mucha claridad y lo digo frente a la cámara: Hoy el partido tiene que ofrecer una disculpa a los ciudadanos y una disculpa muy sentida por esa soberbia, por esa falta de sensibilidad, por esa burocratización que tú lo has dicho y que nos alejó de los verdaderos liderazgos sociales."

"Han sido para mí dos años al frente de la institución de recibir reclamos en diferentes tonos, por ese abandono que el partido político tuvo hacia su militancia, hacia su verdadera militancia, porque cuando estuvimos en el poder llegaron muchísimos actores sin ser militantes de la izquierda, el partido los acogió, los liderazgos los acogieron, y cuando vino la derrota brotó su sentido natural y abandonaron al partido”, dijo Quiroz Medina.

El dirigente del PRD reconoció que otro de los errores de ese partido en Morelos fue aceptar que Gayosso fuera designado candidato a Gobernador, lo cual tuvo un costo político para ese partido en Morelos.

“El segundo elemento, indiscutiblemente, el partido político, siempre un partido de izquierda lucha contra aquellos cacicazgos, monarquías o herencias de poder político, en Morelos se tomó una decisión totalmente equivocada, lo he dicho en diferentes espacios, tenemos que ser autocríticos para entender lo que sucedió.

"Creo que tuvimos un muy buen candidato en la figura del señor Gayosso, pero representaba, había una línea de continuidad y parentesco con el gobernador saliente y creo que eso indiscutiblemente la sociedad lo castigó, no podemos decir que no sucedió, sucedió, me lo han dicho”, expresó.

Un error más, agregó, fue el aliarse con el Partido Acción Nacional.

“El PRD cedió todo a cambio de nada, el partido se desdibujó ideológicamente y nos llevó a un fracaso ideológico y de aceptación con respecto a la sociedad”, finalizó.