México.- Luego de confirmar que las dos mujeres asesinadas la madrugada del sábado en la colonia Infonavit Alta Progreso de Acapulco eran estudiantes de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), el rector Javier Saldaña Almazán emplazó al fiscal general del estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila a informar del avance en las investigaciones, de lo contrario habrá movilizaciones, advirtió.

Entrevistado en Rectoría, Chilpancingo, previo al mensaje a los trabajadores con motivo del Día del Padre, el rector no descartó adelantar vacaciones en algunas escuelas ante la violencia y pedir la intervención del gobierno federal.

Saldaña Almazán confirmó que las dos mujeres encontradas asesinadas la madrugada del sábado en el interior de un vehículo, en Acapulco, son estudiante de la UAGro, una de ellas cursaba el último año de la Facultad de Derecho y su sobrina, era estudiante de psicología. Otra mujer, familiar también de las víctimas, se encuentra hospitalizada y un hombre que las acompañaba está desaparecido.

En relación con el maestro jubilado y exdirector de Planeación y Desarrollo de la UAGro, Carlos Gregorio Villarino Ruiz, quien falleció el domingo en el hospital luego de ser goleado en un asalto en Chilpancingo, Saldaña Almazán denunció que el maestro fue golpeado hasta dejarlo en coma por no traer dinero.

“Demandamos al fiscal, a las autoridades, que nos den datos urgentes, porque no pueden seguir pasando las cosas y sin decir nada. Yo me aguanto que me digan lo que me digan, pero tengo que declararlo y tengo que decirlo. Decirle a la sociedad que no estamos contentos con lo que está pasando con los universitarios”, comentó.

Pidió al fiscal informar en tres días de los homicidios contra universitarios. “Le dije (al fiscal) que entre días debe de haber datos. No puede seguir así el asunto”.

Entre las estrategias que analizan ante la violencia en contra de los universitarios es “hacer una parada” como lo hizo la Universidad del Pedregal, donde salieron a marchar para exigir la presentación de un estudiante secuestrado, y tras ser encontrado muerto suspendieron actividades y declararon tres días de luto.

Pidió a las autoridades detener y consignar a los responsables de los homicidios contra universitarios para que no sigan enlutando hogares. En los últimos seis años suman 35 universitarios asesinados, y en lo que va del año seis.

Las ciudades consideradas “foco rojo” para los universitarios son Chilpancingo y Acapulco, ante la violencia, además del robo de vehículo, dijo el rector quien no descartó que en algunas escuelas adelantar vacaciones.