México.- El senador Miguel Ángel Osorio Chong se desmarcó de la “mano negra” que, a decir del presidente Andrés Manuel López Obrador, está detrás de las protestas de los agentes de la Policía Federal.

En este sentido, el coordinador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la cámara alta, aseguró a Ciro Gómez Leyva que la crisis de la corporación la provocó el gobierno actual y no se desató en los sexenios anteriores.

La mañana de este martes, los agentes tomaron las instalaciones del Centro de Mando de la corporación en Iztapalapa, en la Ciudad de México.

A esta movilización se unieron uniformados de la base de Ecatepec, Estado de México, quienes cerraron la autopista México-Pachuca, en el kilómetro 11, a la altura de San Juan Ixhuatepec.

Los federales han cuestionado a sus mandos sobre el tabulador de la Guardia Nacional, así como el respeto a su antigüedad, prestaciones vigentes y si van a ser sometidos a la disciplina militar.

Además, se quejan de que a decenas de elementos del interior de la República los han hecho venir para presentar las pruebas para el nuevo cuerpo de seguridad, pero no les dan ni hospedaje ni comida.

Ante las protestas de los federales, López Obrador consideró que detrás de esas movilizaciones hay “mano negra” y señaló que no es “una causa justa”, ya que no se está despidiendo a ningún agente.

En un video señaló que federales “se amotinan, toman las calles” porque a la Guardia Nacional están pasando “voluntariamente algunos elementos, alrededor de 10 mil, que han pasado la prueba”, al aclarar que “no se se acepta a cualquiera”. No entran quienes “no están en buenas condiciones, no tienen conductas aceptables y tienen problemas de salud”, dijo.

Osorio Chong, quien en su momento fue jefe de los policías federales como titular de la Secretaría de Gobernación, lamentó lo que ocurre dentro de la corporación, la cual, afirmó, “ha dado muchas satisfacciones y resultados a la población”.

El ex encargado de la política interior dijo esperar que pronto se resuelva la crisis de los elementos de la Policía Federal, pues ve “injusto” el trato que están recibiendo en el proceso de su transición a la Guardia Nacional.