México.– El operativo de inteligencia con el cual el Gobierno mexicano pretendía detener a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, comenzó hace varias semanas, cuando un equipo de seguridad de la Guardia Nacional detectó comunicaciones y trianguló la ubicación de su novia, dijo a Univisión una fuente enterada del proceso de investigación.

Mientras los servicios de inteligencia de la Guardia Nacional le tenían ubicado, la Fiscalía General procesaba una orden de aprehensión, derivada de una solicitud de extradición del Gobierno de Estados Unidos, dijo la fuente. Fue el primer paso hacia una situación que se “salió de control” hacia las siete de la noche de este 17 de octubre, según chats internos de las autoridades a los que tuvo acceso Univisión Investiga.

“Lo tenemos detenido, no lo hemos podido sacar, pero lo tenemos”, escribía entonces uno de los oficiales a cargo de la operación. Habían llegado cuatro horas antes a una casa en la zona de Tres Ríos, en Culiacán, a bordo de camionetas militares y policiacas.

Según diversas fuentes, el operativo se llevó a cabo por fuerzas especiales del Ejército en conjunto con la Guardia Nacional. Los participantes no contaban con la orden de aprehensión ni con una orden de cateo a la mano al momento de intervenir el domicilio, aceptaron autoridades federales este viernes en diversas conferencias de prensa.

Al caer la tarde, ya Culiacán estaba incendiado. Las autoridades registraron siete militares heridos, 19 bloqueos en la ciudad, 14 agresiones a elementos militares y de la Guardia Nacional, y un oficial y ocho elementos de la tropa detenidos por los presuntos delincuentes. El jefe del Ejército aceptó que las fuerzas de seguridad actuaron “de manera precipitada y con falta de planeación” y que no calcularon el poder de fuerza del Cártel de Sinaloa.

Camionetas de presuntos miembros del Cártel acechaban a los agentes del Gobierno. Las autoridades aceptaron que en esas horas fallecieron cinco agresores, un civil, un elemento de la Guardia Nacional y un reo de un penal local, en medio de una fuga masiva que sucedió mientras en el operativo intentaban detener a Guzmán. Mientras tanto, Ovidio Guzmán, alias “El Ratón” y “Ratón Nuevo”, permanecía adentro de una casa que las autoridades identificaron como el domicilio de su novia.

Entonces comenzaron a circular tres fotografías de Guzmán, de 29 años, vestido con una camisa azul. Una fuente de la defensa de la familia de Guzmán, que solicitó que no se publicara su nombre, negó que estas sean imágenes tomadas este jueves. Una fuente del Gobierno aseguró que eran fotos que tenían para identificación de Guzmán y no derivadas del operativo. Guzmán nació en marzo de 1990 en Sinaloa, de acuerdo con información del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.