Villahermosa, Tabasco.-  La implementación de la nueva normalidad en Tabasco trajo de la mano la reactivación de la agenda política en el estado y de la actividad económica  en las calles.

 

La tienda de ropa con frente de seis metros, uno de los 400 negocios ubicados en la Zona Remodelada de Villahermosa, en el corazón de la ciudad, vuelve a la nueva normalidad limitando el acceso con tiras de cinta canela.

 

A media iluminación, a unos pasos de la entrada de metro y medio de ancho, un joven ofrece el antibacterial.

 

La clienta suelta la mano del compañero y recibe el chorrito espeso, transparente.

 

Afuera otra trabajadora, a modo de maniquí, ofrece la barata de la blusa de moda.

 

“Es el protocolo para evitar el contagio del virus”, dice el empleado de la calle Juárez, donde el vacío de las bancas y las hojas secas le dejan lugar a personas silenciosas.

 

Una corriente de aire del Río Grijalva hace llevadero el sopor que dejaron las últimas lluvias.

 

Los vestidos van destellando colores por la esquina donde venden paletas y aguas de frutas.

 

En el calle Reforma, el restaurante Rocandrol, con la especialidad en coctel de camarón, ostión y pulpo, vuelve a la venta de cerveza.  Con una cadena de plástico colorida cuida las medidas de sanidad.

 

Hasta el 1 de julio abrirá la tienda de telas porque tiene más de 500 metros cuadrados, lo mismo que la Plaza de la Tecnología.

 

Aledaño a la Zona Remodelada está el parque Juárez, que es otra vez lugar de descanso y citas.

 

Al otro extremo, en una loma, Plaza de Armas da cabida sólo a algunas personas, aunque esta gran plancha está rodeada de las sedes de los tres poderes: el Palacio de Gobierno, el Tribunal Superior de Justicia y las instalaciones del Congreso.

 

También la burocracia estatal reanuda sus actividades con el menor número de empleados, la mayoría lo hace mediante las TICs y los de enfermedades crónicas se quedan en casa.

 

Ha vuelto la nueva normalidad decretada por el Gobierno entre la objeción de ciudadanos y opositores partidistas. La agenda política también regresa.

 

Por la mañana, el dirigente estatal del PRI, Dagoberto Lara Sedas calificó de irresponsable que el Gobierno llame a la “nueva normalidad” en semáforo rojo y con mayor incidencia de muertes y contagios por Covid-19.

 

“Es irresponsable y suicida porque puede condenar a miles de tabasqueños a que se infecten, estamos en medio de lo peor de la pandemia por estrategias absurdas que ha tomado el gobierno”, acusó.

 

Y, al contendiente de Adán López Hernández en el proceso electoral por la gubernatura, Gerardo Gaudiano Rovirosa, le llovieron respuestas al reaparecer en redes sociales.

 

Mediante un video Gaudiano Rovirosa dijo que “la estrategia del gobierno no tiene ni pies, ni cabeza”, que los casos por coronavirus han seguido aumentando y la economía sigue ahogándose ante la falta de apoyos por parte del gobierno; que el programa Adiós a tu deuda, para terminar con la Resistencia Civil, es fallido.

 

Lo menos que respondió el coordinador Jurídico del Gobierno del Estado, Guillermo del Rivero León, es que Gerardo Gaudiano Rovirosa “está mal de la cabeza”.

 

Además, el periodista Víctor Manuel Acosta le pregunta en su columna Cosa Pública; ¿por cuál recibo se preocupará?

 

“Con residencias en Vail, Colorado y la Florida, EU; Las Hadas, Tabasco 2 mil y Altozano; el gran negocio de bienes raíces, base de Ciudad Esmeralda. Así que el recibo de luz y la resistencia civil, no entra en su agenda de preocupaciones.

 

“Menos el recibo del gigantesco proyecto de consultorios y oficinas de Ankor, al costado de Invitab, Tabasco 2 mil, sobre un predio de su tía Margarita. ¿Cuál es la preocupación de Gerardo?”, pregunta Víctor Manuel Acosta.