#Suave Patria

Nueva York reconoce labor de inmigrante mexicano por educación

Por Redacción, 2016-05-07 15:20

El alcalde de la ciudad de Nueva York, así como la Asamblea del estado, reconocieron la labor del inmigrante mexicano Jaime Lucero para impulsar la educación universitaria de jóvenes que, como él, ingresaron a Estados Unidos sin documentos.

Representantes del alcalde Bill de Blasio y de la Asamblea neoyorquina entregaron las proclamas a Lucero durante una ceremonia en la que el Instituto de Estudios Mexicanos de la Universidad de la Ciudad de Nueva York adoptó de manera oficial el nombre de su benefactor más importante.

Así, el primer centro de estudios sobre México en la costa Este de Estados Unidos adoptó el nombre de Instituto de Estudios Mexicanos Jaime Lucero, una entidad encargada de promover la educación universitaria de jóvenes sin importar su condición migratoria.

De acuerdo con la proclama firmada por De Blasio, Lucero es “un emprendedor, un líder, un impulsor de la educación y un filántropo que ejemplifica el espíritu global de generosidad de la ciudad”.

Originario de la sierra de Puebla, Lucero emigró en 1975 a Estados Unidos sin haber terminado siquiera sus estudios de secundaria y sin hablar inglés. Para principios de la década del 2000, no obstante, Lucero ya contaba con una empresa distribuidora de ropa con una flotilla de 25 camiones.

La proclama de la ciudad destacó que ahora Lucero “está allanando el camino para que otros jóvenes neoyorquinos mexicanos alcancen su pleno potencial”.

Creado en 2012, el Instituto de Estudios Mexicanos ha otorgado hasta el momento 63 becas universitarias a estudiantes que en su mayoría han sido inmigrantes mexicanos que llegaron al país sin documentos y en consecuencia con escasas oportunidades de recibir financiamiento para su educación.

Este año, el Instituto de Estudios Mexicanos Jaime Lucero entregó becas a 35 estudiantes, que pueden estudiar en cualquiera de los 35 diferentes campus del sistema de CUNY en la ciudad.

Lucero ha sido el principal donante para las becas, aunque el financiamiento ha provenido también del Instituto de los Mexicanos en el Exterior; de la Fundación Juntos Podemos; y de organismo como la Asociación de Profesionistas y Empresarios Mexicanos (APEM).

Por su parte, la proclama de la Asamblea de Nueva York asentó que el Instituto “sirve como una senda hacia el sueño americano para los mexicano-estadunidenses que viven en Estados Unidos y, más importante, encarna el lema de Lucero: empoderamiento político y económico mediante la educación”.

En la ceremonia, estuvieron presentes James Milliken, rector de CUNY; así como Alyshia Gálvez, directora del Instituto de Estudios Mexicanos Jaime Lucero; Carlos Menchaca, miembro del Concejo de la ciudad de Nueva York; y Sandra Fuentes Berain, cónsul general de México en Nueva York.

En su breve intervención, Lucero se dirigió a sus tres hijos: “deben dejar un mundo mejor al que encontraron. Ya ustedes lo harán, a su propio tiempo”.

Una de las graduadas este año de CUNY gracias al apoyo de una beca, Amalia Rojas Enríquez, traída por sus padres a Estados Unidos a los dos meses de edad, descubrió que vivió toda su vida como indocumentada en Estados Unidos hasta que fue aceptada en la universidad.

Con la voz quebrada, Rojas Enríquez recordó que sin posibilidad de acceder a financiamiento para emprender sus estudios universitarios, su madre le aconsejó que mejor olvidara sus ambiciones educativas.

“Mi mamá me dijo que mejor me dedicara a limpiar departamentos, pero gracias a Jaime Lucero ahora me estoy graduando de la universidad”, afirmó Rojas Enríquez.

#Suave Patria

«No encontrarán a Lozoya ni debajo de las piedras», dice su abogado

Javier Coello consideró “lógico” que fuera retirada la suspensión definitiva contra su aprehensión, toda vez que no compareció la semana pasada ante el juzgador.

Por Redacción, 2019-06-17 16:55

México.- El abogado Javier Coello Trejo, defensor de Emilio Lozoya, afirmó hoy que el exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) continúa en la Ciudad de México, pero descartó que vaya a ser detenido porque «no lo van a encontrar».

En entrevista telefónica, Coello Trejo consideró “lógico” que fuera retirada la suspensión definitiva contra su aprehensión, toda vez que no compareció la semana pasada ante el juzgador.

Aceptó que el exfuncionario federal puede ser arrestado en cualquier momento “si lo encuentran”, pero “no lo van a detener”, porque “no lo van a encontrar”.

Sin embargo, señaló que “el juicio de amparo continúa y vamos nosotros a presentar todas nuestras pruebas en virtud de que la Fiscalía nunca nos citó para poder defendernos”.

Informó que se agotarán todas las vías legales en su defensa e informó que el exdirector de Pemex se encuentra en buenas condiciones de salud, aunque “dolido”, porque es injusto todo lo que le están imputando y “lo vamos a probar”.

Es una persecución política, reiteró, “es más política que legal”, tal y como lo expresó la semana pasada en una misiva Lozoya Austin. Dijo que esa persecución no es de este gobierno “obviamente”, aunque no nos consta del anterior.

“Usted lo verá lunes próximo cuando yo dé a conocer lo que me ordenó hacer”, declaró el abogado Coello Trejo en la entrevista.

“De este sexenio no, no tenemos nada contra este sexenio, está cumpliendo con su obligación, pero sí vamos a probar que los datos que tiene la Fiscalía General de la República no son los adecuados”, expuso.

¿Fue una trampa?, se le preguntó, a lo que respondió “no, no una trampa”, pero esto de los nitrogenados “es de verdad de risa pensar que dos años antes de que Emilio Lozoya fuera director de Pemex, Altos Hornos le dio dinero”.

«¿Cómo sabían que iba a ser director de Pemex, si se supone que él iba a ser el secretario de Relaciones Exteriores, eso lo sabe todo el mundo?», añadió.

“Es como si yo le doy dinero para que, si llega dentro de tres años al cargo, me dé un contrato. Es de risa, eso hay que probarlo ante la justicia”, consideró.

El abogado adelantó que para probar su inocencia se recurrirá a todas las instancias legales, tanto nacionales como internacionales. Confió en que Lozoya Austin “no pisará la cárcel”.

De los familiares del exdirector de Petróleos Mexicanos, dijo que se congeló una cuenta de la esposa y otra de la mamá de Lozoya Austin, en cuyos casos ya se presentaron los amparos.

De la orden de aprehensión contra la hermana, dijo que ella está a “buen recaudo”.

#Suave Patria

CFE borra deudas históricas de 400 usuarios en Tabasco

La CFE publicará en su portal el documento que contiene los términos del convenio que, a diferencia de otros en pasadas administraciones.

Por Redacción, 2019-06-17 16:50

México. Notimex.- A una semana del inicio del convenio “Adiós a tu deuda” entre la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el gobierno estatal para cancelar adeudos históricos a usuarios, más de seis mil han firmado el acuerdo, reportó el gobernador Adán Augusto López Hernández.

Indicó que pronto la CFE publicará en su portal el documento que contiene los términos del convenio que, a diferencia de otros en pasadas administraciones, sí contempla la cancelación definitiva de la deuda a más de 400 mil usuarios y la nueva tarifa baja 1F.

En entrevista, comentó que a lo largo de la semana la empresa productiva del Estado instalará 30 módulos semifijos adicionales a las oficinas, a fin de dar atención más ágil a los consumidores que lleguen a regularizar su situación con la CFE.

En relación a la recepción de solicitudes de empleo en el Parque Tabasco para las más de 20 mil plazas de trabajo que se contemplan crear por la refinería de Dos Bocas, Paraíso, expuso que han recibido unas 30 mil peticiones.

Tales solicitudes, cuyo plazo de entrega concluirá a inicios del mes de julio, se entregarán a las empresas en el momento necesario, pues están en proceso de emisión las licitaciones e invitaciones para los trabajos del proyecto.

#Suave Patria

Cruce migratorio de San Ysidro, un símbolo de la migración

El vaivén de personas no para ni un segundo en el cruce peatonal de San Ysidro, el puente fronterizo más transitado y visitado del mundo.

Por Redacción, 2019-06-17 16:45

México.- El vaivén de personas no para ni un segundo en el cruce peatonal de San Ysidro, el puente fronterizo más transitado y visitado del mundo. Algunas de ellas cruzan “al otro lado”, para asistir a la escuela o trabajar, las demás, atraviesan la frontera para realizar compras diversas.

Según datos de la Administración de Servicios Generales (GSA por sus siglas en inglés), por este punto cruzan a diario rumbo a Estados Unidos más de 20 mil personas. Cada hora usan ese paso 833, mientras que cada minuto 14 ingresan a Estados Unidos.

La GSA señala que pocos más de 70 mil vehículos ingresan diariamente, lo que significa 2 mil 917 carros cada hora, mientras que cada minuto ingresan a su territorio 49 automóviles.

Al año, siete millones 300 mil peatones y 25 millones 550 mil automóviles estarían movilizándose por esta frontera que, además, es el principal motor económico para la zona de San Diego-Tijuana.

“Cada semana mi mamá y yo cruzamos temprano para comprar despensa y otras cosas que son más baratas como los electrodomésticos”, puntualizó Diana, de 20 años de edad y originaria de esta ciudad.

Hombres, mujeres, niños y extranjeros caminan presurosos sin dejar de mirar su celular por el Puerto Fronterizo El Chaparral. A un costado de la entrada, seis letras gigantes que forman la palabra México, desean un buen viaje y un pronto retorno a los connacionales.

A los extranjeros, por su parte, les muestra una imagen de un país organizado y limpio, pues las instalaciones de El Chaparral distan mucho de la mayor parte de la ciudad de Tijuana. “Al adentrarse un poco más a la ciudad, es evidente que nada tiene que ver con Estados Unidos”, afirma Claudio de 18 años de edad y oriundo de San Diego.

“Cada 15 días voy para el otro lado a cobrar porque trabajo aquí en Tijuana para una compañía estadunidense de ventas y tengo que ir a sus oficinas centrales por mi pago”, detalló Margarita de 35 años de edad y residente de la ciudad fronteriza.

Mientras los mexicanos van de compras y a laborar al vecino país del norte, los estadunidenses llegan a Tijuana en búsqueda de diversión y servicios de salud.

A tan sólo cinco minutos en automóvil del puerto fronterizo, se pueden encontrar bares y antros que cierran a las 06:00 horas. En Estados Unidos, “estos lugares cierran a la una de la mañana que es cuando los ‘gringos’ cruzan para seguir la fiesta”, menciona el taxista Pablo.

Asimismo, una decena de farmacias con letreros en inglés ofrece un sinfín de medicamentos y consultas generales las 24 horas del día.

A los “gringos”, la mala fama de Tijuana de “ciudad peligrosa” parece no imponerles, por el contrario, “aquí también vienen a comprar drogas y las encuentran fácilmente en los bares”, agrega Pablo.

Sin embargo, para otras personas, ingresar por El Chaparral significa en “el fin del sueño americano”.

Diariamente, alrededor de 120 mexicanos son repatriados desde Estados Unidos, número al que se le suman los centroamericanos que son detenidos por autoridades migratorias cuando intentan pasar ilegalmente la frontera.

Agrupados en la banqueta a un lado de la calle aledaña al puerto, seis deportados mexicanos planifican a que albergue se trasladarán luego de que hace 10 días fueron detenidos en la frontera de San Diego y Tecate.

Con los zapatos sin agujetas, afirmaron sentir incertidumbre, “ya que no sabemos si los agentes gringos nos regresarán nuestras cosas, porque se quedaron con nuestro dinero, papeles y lo único que nos dijeron es que nos los iban a dar en el consulado de Tijuana”, comentó Eulalio Enríquez.

Sin ganas de volver a cruzar, los connacionales aseguraron que se trasladarían a un refugio local para ponerse en contacto con sus familiares y que les enviaran dinero para regresar a sus casas.

“Yo soy de Oaxaca y me fui para darle una mejor vida a mi familia, pero pues no se dio y pues tenemos que resignarnos a que no logramos cruzar”, dijo Eulalio.

A lo lejos, un par de amigos observan curiosos a los deportados. Sus nombres son Manuel y Enrique, residentes de Tijuana, quienes aseguran que jamás sienten curiosidad por conocer Estados Unidos.

“A mí me gusta mucho Tijuana, yo no cruzaría porque llegaríamos a un país que no es nuestro, con comida y costumbres diferentes”, señala Enrique, mientras Manuel susurra en voz baja divertido: “No podría vivir sin el pozole”.

A la par de estas conversaciones, las historia y el ritmo álgido de la garita de San Ysidro continúan desarrollándose sin contratiempos.

Los carros que hacen fila con sus ventanas cerradas para evitar que los vendedores ambulantes se acerquen y las personas que mantienen el paso en la frontera, hacen que en esta parte del mundo la vida nunca se apague.