#Orbis

Nuevas detenciones en Sri Lanka tras los sangrientos atentados

Los ataques fueron reivindicados por el grupo Estado Islámico, aunque el gobierno del país apuesta por que el responsable fue un grupo islamista local poco conocido, el National Thowheeth Jama’ath.

Por Redacción, 2019-04-24 10:13

México, AFP.-La policía de Sri Lanka llevó a cabo este miércoles nuevas detenciones de sospechosos vinculados con los atentados de Pascua, reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que el domingo causaron 360 muertos y están entre los más sangrientos desde el 11 de septiembre de 2011.

La policía local procedió en la noche del martes al miércoles a 18 nuevas detenciones, que vienen a añadirse a los 40 arrestados desde el domingo.

El balance de víctimas volvió a aumentar, de 320 a 359 muertos, y al menos 500 personas resultaron heridas.

Los kamikazes provocaron una carnicería el domingo por la mañana en tres hoteles de lujo y tres iglesias, en plena misa de Pascua, en la capital Colombo y otras ciudades del país. Además, fracasó un proyecto de atentado contra un cuarto hotel de lujo de la capital.

Los ataques fueron reivindicados por el grupo Estado Islámico (EI), aunque el gobierno del país apuesta por que el responsable fue un grupo islamista local poco conocido, el National Thowheeth Jama’ath (NTJ), aunque habría contado con ayuda «internacional».

En conferencia de prensa el miércoles por la mañana, el viceministro de Defensa, Ruwan Wijewardene, declaró que los ataques habrían sido cometidos por una «facción disidente» del NTJ, sin más detalles.

Los primeros datos de la investigación revelan que dos hermanos esrilanqueses musulmanes, hijos de un rico comerciante de especias, tuvieron un papel clave en los atentados.

Se hicieron estallar en los hoteles Shangri-La y Cinnamon Grand Hotel, durante el buffet del desayuno. El padre de ambos está entre los detenidos, confirmó este miércoles Wijewardene.

– Kamikazes ‘educados’ y de clase media –

El EI reivindicó el martes la serie de atentados. Se trata de la operación en el extranjero –exceptuando Siria e Irak– más sangrienta de las reivindicadas por este grupo desde la proclamación en junio de 2014 de su «califato», desmoronado desde marzo pasado tras una serie de ofensivas.

De los ocho lugares donde explotaron el domingo por la mañana las bombas, seis –tres iglesias en Colombo, Negombo y Batticaloa, así como tres hoteles de lujo en Colombo– fueron producto de atentados suicidas.

Los otros dos lugares, en las afueras de Colombo, fueron golpeados por explosiones ulteriores, ya en la tarde del domingo, y podrían ser causadas por sospechosos que se suicidaron para evitar ser detenidos.

El gobierno de esta isla del sur de Asia anunció el miércoles que «nueve kamikazes» en total murieron en el curso de aquella jornada. Ocho de ellos han sido identificados,pero sus nombres no fueron revelados.

«La mayoría» de los kamikazes «están educados y vienen de la clase media o superior (…) con familias estables, lo cual es un factor inquietante» relató Wijewardene.

Algunos de los asaltantes viajaron y estudiaron en el extranjero, agregó. Uno de ellos, había estudiado en Gran Bretaña y efectuó estudios universitarios en Australia, dijo el responsable.

– ¿Fallo del Estado? –

La actitud del Estado esrilanqués, garante de la seguridad, en los días que precedieron el atentado es objeto de crecientes críticas, en un contexto político de lucha por el poder entre el presidente y el primer ministro.

La organización NTJ fue en efecto objeto hace dos semanas de una alerta difundida por la policía, según la cual preparaba atentados suicidas contra iglesias y contra la embajada de India en Colombo.

Pero, según el portavoz del gobierno, esta alerta no fue transmitida al primer ministro Ranil Wickremesinghe. Pero la policía es competencia del presidente Maithripala Sirisena, en abierto conflicto con su jefe de gobierno.

«Hay claramente un fallo de comunicación (…)» dijo el miércoles el viceministro de Defensa Ruwan Wijewardene.

Por su lado, el presidente Sirisena anunció que llevaría a cabo «importantes cambios» en la dirección de las fuerzas de seguridad.

#Orbis

Mueren 3 personas al derrumbarse techo de un bar chino

Unas 260 personas, entre policías y bomberos, llegaron al lugar del accidente para ayudar en el rescate de las víctimas, entre ellas 87 personas heridas.

Por Redacción, 2019-05-20 13:22

México, Notimex.-Al menos tres personas murieron y 87 resultaron heridas esta madrugada al derrumbarse el techo de un bar en la ciudad de Bose, región autónoma de Guangxi Zhuang, al suroeste de China.

El derrumbe del techo del bar, que se encontraba en la parte superior de un edificio de tres pisos sostenido por andamios, se registró a la 01:00 horas locales de este lunes, y en donde cuatro personas quedaron atrapadas entre los escombros.

Unas 260 personas, entre policías y bomberos, llegaron al lugar del accidente para ayudar en el rescate de las víctimas, entre ellas 87 personas heridas que fueron trasladadas al hospital, informó China Plus.

El departamento regional de manejo de emergencias informó este lunes que los rescatistas con la ayuda de perros adiestrados buscaron a cuatro personas que quedaron bajo los escombros, sin embargo no localizaron a personas con vida. Indicó que entre los heridos uno se encuentra en estado crítico, 16 están graves, 17 permanecen en el nosocomio en observación y 53 fueron dados de alta.

China se ha visto afectada por derrumbes de inmuebles, como el que ocurrió la semana pasada en Shangai, y por accidentes industriales.

El jueves pasado se derrumbó un edificio en renovación en Shangai que causó la muerte de 10 personas. En abril pasado la explosión en una planta química en la ciudad de Ulanqab, en el norte de China, causó cuatro muertos y alrededor de 35 heridos.

Un mes antes al menos 78 personas murieron y unas 600 resultaron heridas por la explosión en una planta química en la provincia china de Jiangsu, en el este del país. Este tipo de accidentes son frecuentes en el sector industrial de China, en el que las normativas continúan siendo laxas a pesar de nuevas iniciativas.

#Orbis

Francés condenado a muerte en Indonesia por narcotráfico

El presidente del jurado, Isnurul Syamsul Arif, indicó que tras analizar el caso se determinó que Félix Dorfín fue encontrado culpable de importar narcóticos.

Por Redacción, 2019-05-20 13:18

México, Notimex.-El ciudadano galo Félix Dorfin, de 35 años de edad, quien en septiembre del año pasado arribó al aeropuerto de Lombok con tres kilogramos de droga ocultos en su maleta, fue condenado hoy a la pena capital, una sanción sorpresiva dado que los fiscales habían pedido 20 años de prisión.

En su portal France24 divulgó que la isla turística de Lombok se ubica cerca de Bali, donde es común el arresto de extranjeros por cargos de estupefacientes; sin embargo, Indonesia cuentan con leyes estrictas para este caso, incluido el fusilamiento para narcotraficantes, el cual ya se ha aplicado a algunos infractores de otros países.

El presidente del jurado, Isnurul Syamsul Arif, indicó que tras analizar el caso se determinó que Félix Dorfín fue encontrado culpable de importar narcóticos, con las agravantes de estar implicado con una agrupación internacional de drogas y la cantidad que ocultaba en su maleta, por lo que se le condenó a la pena de muerte.

En espera de recibir una sentencia similar se encuentran presos en Indonesia una mujer de la tercera edad, de origen británico, quien pasaba de contrabando cocaína, y Serge Atlaoui, un francés que fue detenido en 2007.

#Orbis

“Nunca amenaces a un iraní”, responde el canciller a Trump

«Los iraníes se han mantenido en pie durante milenios, mientras que los agresores desaparecieron … ¡Intente con respeto, funciona!», indicó Zari.

Por Redacción, 2019-05-20 13:14

México, Notimex.-El canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, respondió hoy a las recientes amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sobre que el “fin de Irán”, en caso de guerra, advirtiéndole que “respete” a su país y que “nunca se atreva a amenazar a un iraní”.

A través de su cuenta oficial en Twitter, el ministro de Relaciones Exteriores de Irán rechazó este lunes, lo que tachó como «burlas genocidas» del presidente Trump, y le pidió evitar amenazar a su país, recordándole que los iraníes siempre han salido victoriosos.

«Los iraníes se han mantenido en pie durante milenios, mientras que los agresores desaparecieron … ¡Intente con respeto, funciona!», indicó Zarif, en respuesta a tuit emitido horas antes por el presidente estadunidense, que dice: «Si Irán quiere pelear, ese será el fin oficial de Irán», escribió.

Trump publicó su tweet el domingo por la noche después de un ataque con cohetes en la llamada Zona Verde de Bagdad, donde se encuentran los edificios administrativos del gobierno iraquí y las misiones extranjeras, incluida la embajada de Estados Unidos.

El canciller iraní indicó que el presidente estadunidense estaba siendo «incitado» por lo que llamó «Equipo B», una referencia al asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, John Bolton, al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y al príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammad bin Salman.

“Empujado por el Equipo B, Donald Trump piensa lograr lo que Alejandro Magno, Gengis Khan u otros agresores no consiguieron… El terrorismo económico y las burlas genocidas no socavarán a Irán»”, destacó el funcionario, según un reporte de la agencia oficial de noticias IRNA.

En su segundo mensaje, Zarif agregó que el Equipo B no está haciendo nada, pero está destrozando la diplomacia e incitando a los crímenes de guerra a través de la venta de armas a algunos estados de la región de Medio Oriente e insistió: “Nunca amenaces a un iraní. Prueba a ser respetuoso, ¡funciona!”.

Las tensiones entre Teherán y Washington comenzaron en mayo del año pasado, cuando el presidente Trump anunció la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015 con Irán, conocido oficialmente como el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), y le reimpuso duras sanciones.

Con el aniversario de la salida estadunidense del acuerdo, las tensiones bilaterales aumentaron notablemente, con el endurecimiento de sanciones petroleras de Estados Unidos y el envío de refuerzos militares, incluido el portaaviones USS Abraham Lincoln y un escuadrón de bombardero B-52, a Medio Oriente.