NL.- Una propuesta para limitar la venta a menores de edad de bebidas con alto contenido de azúcar y alimentos con alto calórico.

La diputada local Claudia Tapia, quien presentó la propuesta argumentó que para tener una alimentación balanceada es indispensable contar con una legislación adecuada ante el reto de combatir la obesidad infantil.

"En uno de los estados líderes en el país en obesidad infantil, y en donde la pandemia nos ha hecho reflexionar sobre la importancia de tener una alimentación balanceada, es indispensable contar con una legislación adecuada a este reto prioritario de la salud pública", mencionó en sus redes sociales la diputada.

Tapia dijo que el congreso de Oaxaca puso el ejemplo y que Nuevo León tiene la obligación de legislar por la salud de las niñas y niños.

Oaxaca ha dado un firme paso al prohibir la venta de comida chatarra a los menores de edad, pues este acto traerá cientos de beneficios, no sólo a los niños si no a las madres y padres de familia.

Si esta prohibición se llegara a replicar a nivel nacional, los índices de obesidad infantil podrían bajar y con ello las enfermedades derivadas como la diabetes o caries en los niños, informó la nutrióloga Carolina Verástegui.

"Los beneficios serían enormes: se disminuye el porcentaje de obesidad infantil, en nuestro país el 33 por ciento de los niños tienen obesidad, bajan los niveles también de diabetes ya no veríamos tantos niños con caries, su crecimiento sería el adecuado para su edad y estatura", indicó la nutrióloga.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) del 2015 al 2018 han muerto 127 niños y niñas de entre 0 y 14 años de edad en México por diabetes mellitus, la cual afecta al páncreas trayendo como consecuencia poca o nula producción de insulina en la sangre.