México.- Arropada por legisladores de Morena, la activista Obtilia Eugenio Manuel, agradeció el apoyo de las organizaciones de la sociedad civil durante su cautiverio, al tiempo que exigió justicia y seguridad para sus familiares.

“Nunca pensé que iba a salir viva de ahí”, indicó la defensora de los derechos humanos, quién fue reportada como desaparecida junto con su compañero Hilario Cornelio Castro, el 12 de febrero pasado, y cinco días después liberada en Tierra Colorada, cabecera del municipio Juan R. Escudero, en Guerrero.

“Yo he luchado desde hace 20 años defendiendo los derechos de las mujeres. Tanto a nivel nacional como internacional reconocen nuestra labor, organización y trabajo. Hechos, no palabras y nunca imaginé que iba a pasar esto”, expuso con voz quebrada.

A finales de 2018, Otilia Eugenio fue elegida para formar parte del Consejo Municipal de Ayutla, designado por usos y costumbres.

“Yo soy enlace de una obra y entonces nosotros tenemos que revisar si los expedientes están bien porque los trabajos se tienen que entregar primero para poder realizar las obras que se llevarán a cabo. Uno de esos (expedientes) estaba mal. Uno de ellos me reclamó: Tú que eres del Consejo, no han hecho nada”, recordó.

La activista, fundadora de la Organización del Pueblo Indígena Me'Phaa (OPIM), que se opone a la militarización de La Montaña de Guerrero, precisó que desde 2005 ha denunciado las agresiones de que ha sido objeto, así como las amenazas anónimas en donde le advierten que deje de hacer su labor.

La activista refirió que previo a su secuestro recibió mensajes que advertían que “me metí en un problema y desde ese momento lo dimos a conocer. Lo sabía (la Secretaría de) Gobernación”.

Relató que en la comunidad de Ocotito, rumbo a Chilpancingo, en donde iba a bordo de un taxi colectivo, se les emparejó un auto, “de ahí nos bajaron, de ahí no sé dónde nos llevaron. Nos taparon los ojos y nos decían que estaba bajo investigación”.

Detalló que la condición para liberarla a ella y a su compañero, era que no dieran parte a las autoridades correspondientes, de lo contrario tendría que atenerse a las consecuencias, y la amenazaron con afectar a sus familiares.

Ante ello, pidió a las autoridades federales y locales seguridad y protección para su familia y la de Hilario Cornelio Castro. “Están en riesgo porque no están protegidos. Yo tengo medidas provisionales y no se ha cumplido, como debe de cumplir”.

Finalmente, la mujer agradeció a los activistas nacionales e internacionales, así como a sus vecinos y periodistas por el apoyo para lograr que regresara sana y salva. “Yo doy la gracia a eso porque por eso estoy acá".

En la conferencia de prensa estuvieron presentes, entre otros, los senadores de Morena, Salomón Jara, vicecoordinador de la bancada en el Senado de la República, así como Nestora Salgado y Cristóbal Arias.