#Ciencia y tecnología

“Nutrimedia” ofrece análisis científicos sobre alimentación

Este proyecto acaba con el mito de que “el consumo moderado de alcohol es beneficioso para la salud”.

Por Redacción, 2017-11-23 11:55

México.-El Observatorio de la Comunicación Científica de la Universitat Pompeu Fabra ha lanzado Nutrimedia, una web que tiene como objetivo analizar el grado de confianza científica que merecen determinados mensajes sobre alimentación y nutrición difundidos a través de los medios de comunicación y las redes sociales.

Los resultados de las evaluaciones se irán publicando paulatinamente con datos y criterios científicos para ayudar a que los ciudadanos tomen decisiones informadas al respecto. El proyecto cuenta con la colaboración de expertos en medicina basada en la evidencia (MBE), nutrición y evaluación de resultados científicos vinculados al Centro Cochrane Iberoamérica, y con el apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (Fecyt).

En la primera fase se evaluará una selección de mitos, noticias y anuncios actuales que tratan temas de alimentación y nutrición. Además, también se analizarán y responderán cuestiones formuladas por el público. En total serán 30 mensajes, seis de los cuales ya han sido publicados.

Los resúmenes de las evaluaciones, escritos en lenguaje asequible y divulgativo, se presentan con la siguiente estructura: contextualización del mensaje, veredicto de la evaluación, justificación de la conclusión, grado de confianza en los resultados de las investigaciones y, en algunos casos, información complementaria. Para quien quiera conocer más detalles, está disponible también el informe técnico completo.

Según los creadores, “Nutrimedia es la única fuente de información sobre alimentación y nutrición en español que aplica un método de evaluación científico para establecer el grado de confianza o calidad de la evidencia que hay detrás de cada mensaje”.

Exigir mensajes reales sobre alimentación y nutrición

Para realizar la evaluación, lo primero que se hace es identificar y seleccionar los estudios más relevantes sobre cada cuestión; después se analiza el grado de confianza que merecen los resultados mediante el sistema GRADE (Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation), una metodología contrastada que clasifica el nivel de certidumbre de los mensajes de salud (alta, moderada, baja y muy baja).

Finalmente, la valoración de la veracidad de cada mensaje se clasifica en cinco grados: cierto, probablemente cierto, probablemente falso, falso e incierto. De momento, las primeras seis evaluaciones publicadas ofrecen como conclusiones que el mensaje “los suplementos antioxidantes previenen las enfermedades” (mito) es probablemente falso; o que “el consumo moderado de alcohol es beneficioso para la salud” (mito) resulta ser falso.

Además, el mensaje de que “Danacol reduce el colesterol alto hasta un 10%” (anuncio) es cierto; que “consumir más de cinco raciones diarias de frutas y verduras es saludable” (noticia) también resulta ser cierto; “el azúcar añadido a los alimentos es perjudicial para la salud” (noticia) es probablemente cierto, y que es incierto si “el aceite de palma es o no más perjudicial para la salud que otras grasas de uso similar” (pregunta), pues faltan estudios que analicen efectos directos sobre la salud y los disponibles son de calidad muy baja.

Según los expertos, una de las peculiaridades en nutrición es que la mayoría de los estudios son observacionales, y estos suelen aportar evidencias científicas de baja calidad. Ocurre también que hay muchas preguntas de interés que han sido poco o nada investigadas, o bien los resultados disponibles son inciertos y no permiten extraer conclusiones ni recomendaciones.

#Ciencia y tecnología

Mexicanos desarrollan vehículo robótico para estudiar zonas rurales

Esta iniciativa se encuentra ahora en etapa de investigación básica y al final, primero se probará en un laboratorio.

Por Redacción, 2018-11-16 11:55

México,(Notimex).– Especialistas del Centro de Investigación en Computación (CIC) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) trabajan en la creación de un vehículo de exploración tipo rover, con el potencial para utilizarse en tareas de búsqueda en terrenos desconocidos y no estructurados, así como explorar zonas agrestes.

Juan Humberto Sossa Azuela, jefe del Laboratorio de Robótica y Mecatrónica del CIC, explicó que el diseño del vehículo robótico conlleva un proceso similar al de los robots que se desarrollan con fines de exploración espacial.

Aclaró que aunque el proyecto es parecido al de los robots espaciales, se deben considerar las diferencias en cuanto a ambientes adversos a los que se enfrentará el aparato una vez que se esté funcionando.

De acuerdo a las condiciones en la Tierra se considera su operación en situaciones adversas, en las que podría encontrarse en su contra agua, lodo y polvo, que exigen otro tipo de diseño.

Según la agencia informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el prototipo podrá realizar tareas tan variadas que será útil para actividades económicas como la minería, labores de rescate o en la toma de muestras que podrían ser analizadas por el propio robot.

“Todas aquellas tareas de exploración en donde yo pueda analizar dentro del mismo robot, si éste viene equipado con un pequeño laboratorio, un mineral particular, poder analizar ciertas propiedades y entonces emitir el resultado vía inalámbrica a una estación remota que podría estar a varios miles de kilómetros”.

Esta iniciativa se encuentra ahora en etapa de investigación básica y al final, los expertos tendrán un modelo capaz de operar en condiciones controladas dentro de un laboratorio.

Mientras tanto, el vehículo de exploración tipo rover seguirá su proceso de conceptualización, diseño y puesta en operación hasta lograr su funcionalidad dentro del mismo laboratorio.

#Ciencia y tecnología

Lluvia de meteoros Leónidas adornará el cielo este fin de semana

Las Leónidas son meteoritos brillantes y rápidos que viajan a una velocidad de 71 kilómetros por segundo.

Por Redacción, 2018-11-16 11:40

México, (Notimex).- Este fin de semana, la lluvia de estrellas Leónidas, relacionadas con el cometa 55P/Tempel-Tuttle, engalanará el cielo con una tasa máxima de actividad de 15 meteoros por hora.

Este espectáculo astronómico alcanzará su punto máximo en las horas previas al amanecer del 17 de noviembre, con una mejor visualización desde las 3:00 horas hasta el amanecer, destacó la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides de la NASA.

Las Leónidas son meteoritos brillantes y rápidos que viajan a una velocidad de 71 kilómetros por segundo, por ello, son considerados como algunos de los meteoros más rápidos.

Los remanentes del cometa 55P/Tempel-Tuttle, que originan las Leónidas, también son conocidos por sus bolas de fuego, explosiones más grandes de luz y color, las cuales pueden durar más tiempo que una racha promedio de meteoros.

Lo anterior, porque las bolas de fuego se originan mediante partículas con mayor material.

El cometa Tempel-Tuttle, descubierto de manera independiente por Ernst Tempel en 1865 y Horace Tuttle, tarda 33 años en realizar una sola órbita alrededor del Sol.

Las Leónidas también son conocidas por haber producido grandes tormentas de meteoros en 1833, 1866, 1966 y 2001. Sin embargo, será hasta 2099 cuando la Tierra se encuentre a otra “densa nube de escombros”.

De acuerdo con la Sociedad Americana de Meteoros, es probable que cuando el cometa regrese en 2031 y 2064, genere buenas manifestaciones de la actividad de Leónidas con tasas superiores al ciento por ciento.

#Ciencia y tecnología

Auroras ayudan a científicos a estudiar inestabilidades en el espacio

Los científicos han desarrollado nuevas técnicas de observación para estudiar las auroras y las inestabilidades energéticas que las causan.

Por Redacción, 2018-11-16 11:05

México, (UPI) – Los científicos están utilizando auroras para comprender mejor la física de las inestabilidades de energía explosiva en el espacio.

“Una inestabilidad es un proceso físico por el cual la producción de energía puede crecer esencialmente muy rápidamente sin límites”, dijo a UPI Colin Forsyth, físico de la University College London, en un correo electrónico.

Cuando un oleaje limpio se rompe y se estrella en la playa, o cuando un montón de arena colapsa repentinamente, estas son inestabilidades energéticas que se desarrollan en tiempo real. Inestabilidades similares están ocurriendo en todo el espacio, y las auroras pueden ayudar a los científicos a rastrearlas y estudiar los procesos físicos que las definen.

“El espacio alrededor de la Tierra está lleno de electrones, protones y otras partículas cargadas eléctricamente, que constituyen un plasma”, dijo Forsyth. “Combinado con el campo magnético de la Tierra, que se extiende hacia el espacio para formar la magnetosfera, este plasma puede energizarse. Esta acumulación de energía puede ser inestable, y el plasma puede liberar esta energía a través de diferentes inestabilidades físicas”.

En su búsqueda de inestabilidades energéticas en los bordes del espacio, los científicos apuntaron su cámara MOOSE, abreviatura del Observatorio multiespectral de EM-CCD sensibles, a una tormenta que se estaba gestando en Alaska.

Las tormentas son eventos del clima espacial que, entre otras cosas, iluminan toda la región auroral del lado nocturno durante aproximadamente una hora “, dijo Forsyth. vinculado al campo magnético que sale del sol “.

Durante las subtormentas, la energía se acumula hasta que se libera a través de la inestabilidad, expulsando electrones y protones a la atmósfera superior, energizando las partículas de gas y haciendo que brillen colores vívidos.

Forsyth y sus colegas pudieron estudiar este proceso de dos maneras nuevas.

“Lo primero fue que utilizamos datos de una cámara de todo el cielo que podía tomar mediciones científicas de calidad de la aurora cada 0,1 segundos y con una resolución espacial mayor que antes”, dijo a UPI. “La segunda fue la forma en que se procesaron los datos. La extracción de la información necesaria de los datos requirió una cuidadosa detección y seguimiento de un arco auroral”.

Las observaciones mejoradas permitieron a los científicos caracterizar con mayor precisión las ondas electromagnéticas que transportan partículas energizadas a la atmósfera superior. Los datos revelaron una línea de “cuentas aurorales” que viajaban a lo largo de un arco que creció en tamaño y brillo.

Los científicos pudieron usar los datos para estimar la naturaleza y el origen de la inestabilidad en el espacio. Forsyth y sus colegas describieron su trabajo en un nuevo artículo publicado esta semana en la revista Nature Communications .

“La última pieza del rompecabezas fue desarrollar la teoría de estas ondas de modo que pudiéramos estar seguros de que eran las que pensábamos que eran, la teoría utiliza las condiciones en el espacio que podemos medir para definir las propiedades de la La onda y las propiedades de las olas pronosticadas por la teoría coincidieron con nuestras observaciones “, dijo Forsyth.

Los investigadores esperan repetir su trabajo utilizando los datos recopilados por las naves espaciales que viajan a través de la magnetosfera de la Tierra. Los científicos creen que su trabajo podría eventualmente utilizarse para estudiar inestabilidades energéticas lejos de la Tierra.

“Todavía estamos tratando de entender todas las implicaciones de este trabajo, pero vemos signos de inestabilidades similares en el sol y en los otros planetas del sistema solar”, dijo Forsyth. “En última instancia, este es un proceso físico universal y puede incluso aplicarse a objetos más exóticos, como exoplanetas, enanas marrones y otras estrellas. Lo mejor de observar este proceso en la Tierra es que realmente vamos y medimos que sucede”.