Ciudad de México.- La Unión Liberal de Ayuntamientos, integrada por 26 municipios indígenas zapotecos, rechazaron el plan para la “nueva normalidad” acordada por los gobiernos federal y estatal, y decidieron continuar con los filtros sanitarios para evitar contagios por covid-19.

El presidente de la agrupación, Mauricio Cruz Vargas, declaró que los pueblos zapotecos del distrito de Ixtlán mantendrán los filtros sanitarios hasta el 31 de mayo y valorarán prolongarlo, según el comportamiento de la pandemia.

Ello, luego de que el pasado miércoles 13 el presidente Andrés Manuel López Obrador y el gobernador Alejandro Murat Hinojosa destacaron que 203 municipios Oaxaca están libres de contagio y, por tanto, iniciarán el tránsito a la “nueva normalidad” el lunes 18.

El también presidente municipal de Abejones, en la Sierra Norte o Sierra Juárez, destacó que siempre se han organizado para salvaguardar a sus habitantes, y desde que inició la pandemia se tomaron diferentes medidas preventivas con la finalidad de proteger a la comunidad.

Hizo hincapié que cada municipio, en asambleas comunitarias, determinó qué hacer para evitar el contagio.

Cruz Vargas detalló que aparte de seguir las indicaciones de los gobierno federal y estatal se tomaron otras medidas, como cerrar entradas y poner sus filtros sanitarios para verificar quién entra y quién sale y quiénes pueden entrar. También se cancelaron las zonas turísticas y se evita que entren ambulantes o todo lo que tenga que ver con otras actividades.

A los migrantes, subrayó, les enviaron comunicados para que eviten regresar hasta que pase esta situación.

En el tema de alimentos, dijo, se consume lo que se tiene, que es meramente local, y si algo no se tiene y hace falta se asigna una comisión de una o dos personas para que se trasladen a la ciudad o zonas cercanas, con las medidas preventivas y sanitarias correspondientes, para conseguir el alimento.

En ciertos casos mandan pedir algunos productos y sólo se permite llegar hasta cierto punto a las personas que los llevan; posteriormente la población los acarrea a la comunidad, razón por la que no hay desabasto de alimentos.

En cuanto al problema que enfrentan los pueblos Ayuujk en la región mixe, apuntó: “Ellos caminan por otro lado. Ellos viajan más por Tlacolula y nuestra entrada es por Ixtlán, en la ruta Oaxaca-Tuxtepec, entonces, no hay mucha relación ni comunicación, aunque es parte de la sierra norte, pero ellos tienen otro tipo de organización”.

Sobre ese punto, la organización Servicios del Pueblo Mixe exigió a los gobiernos federal y estatal que se garantice la atención integral de la salud del pueblo Ayuujk, para evitar más contagios de covid-19, luego de que en el Hospital Comunitario de Tamazulapam del Espíritu Santo se registró un brote de 20 casos entre el personal médico.

“Debido a los casos positivos de covid-19 que ya existen en la comunidad y el brote en el Hospital de Tamazulapam Mixe, donde pusieron en cuarentena a más de 100 trabajadores, las comunidades del pueblo mixe son vulnerables por las condiciones actuales y la desatención a la salud integral e intercultural por parte del Estado mexicano”, destacó la agrupación comunitaria.

De igual manera, resaltó que en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, en el eje de Política Social refiere que “la administración que inició el 1 de diciembre de 2018 encontró un sistema de salud pública insuficiente, ineficiente, depauperado (…) Millones de personas no tienen acceso a ninguna de las instituciones o modalidades de ese sistema o bien enfrentan padecimientos para los cuales no hay cobertura (…) En suma, el derecho a la salud le es denegado parcial o totalmente al sector más desprotegido de la población mexicana”.

Y consideró que ese es el diagnóstico real de las condiciones de salud en la que viven cotidianamente las personas mixes en el Pueblo Ayuujk, y contrasta con el anuncio de los gobiernos federal y estatal para el retorno a la “nueva normalidad”.

Por ello, pidió a las autoridades de las comunidades mixes accionar urgentemente como un solo pueblo para evitar la propagación del covid-19 en su territorio, y los conminó a seguir informando a la población para sensibilizar y concientizar sobre la existencia la enfermedad.

También demandó estar atentos al llamado de la autoridad de salud del país para evitar enfermarse y no arriesgar la integridad de sus habitantes.

E hizo un llamado a los colectivos y organizaciones hermanas a fortalecer la organización comunitaria y la articulación de esfuerzos para reencaminar la vida basada en la sustentabilidad, libre determinación y autonomía de las comunidades y pueblos indígenas.

Finalmente, exigió a las autoridades gubernamentales garantizar la atención a la salud del Pueblo Mixe y de los Pueblos Indígenas, con enfoque integral e intercultural, como un derecho humano y un pilar de los derechos indígenas.

Además, respetar la determinación de las comunidades y pueblos indígenas ante esta pandemia y garantizar el derecho pleno al acceso de información objetiva, veraz y oportuna sobre la situación de la enfermedad en el pueblo mixe y pueblos indígenas.

Con información de Proceso