Oaxaca.- El Congreso local aprobó este miércoles la revocación de mandato de uno o varios integrantes de un cabildo, o hasta la desaparición de poderes municipales, cuando los concejales desacaten medidas sanitarias por la pandemia de covid-19 y pongan en riesgo la vida de la población.

En sesión ordinaria, los legisladores aprobaron este miércoles una reforma a la Ley Orgánica Municipal del Estado de Oaxaca. Se trata de la adición de fracciones a los artículos 44, 58 y 61, a fin de que los ayuntamientos y sus funcionarios cumplan con su gestión en apego a la protección al derecho humano a la salud de sus habitantes.

Esta determinación se tomó luego de que varios alcaldes desacataron las normas sanitarias y autorizaron o participaron de fiestas patronales, permitieron la instalación de baratillos (plazas de venta de animales) o ignoraron las restricciones de salud, razón por la que fueron reprendidos por las autoridades de salud.

Ahora, el incumplimiento a cualquier medida sanitaria será considerado una causal para la revocación de mandato de uno o varios integrantes de un cabildo, incluso, para proceder a la desaparición de ayuntamientos.

La adición al artículo 58 establece que la desaparición de poderes sería viable tras poner en riesgo la vida, salud, dignidad, o la violación reiterada, por parte del ayuntamiento, a los derechos humanos y las garantías de sus habitantes, consignadas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en la Constitución local.

Sobre la adición al artículo 61, los integrantes del cuerpo edilicio en cuyo actuar u omisión toleren y realicen conductas escudadas en sus facultades, contraviniendo con ello las disposiciones emitidas por las autoridades sanitarias, podría ser causal suficiente para la revocación de mandato.

De esta manera, la representación popular garantizará que los gobiernos municipales se ciñan a un esfuerzo coordinado con los niveles de gobierno federal y estatal, respecto de la protección a la salud, los derechos humanos, la dignidad y la vida de su población.

La reforma resalta que, en las condiciones de salud actuales, es imperativa la intervención de los tres niveles de gobierno para implementar todas las estrategias y acciones necesarias para prevenir y, en su caso, controlar la propagación de la pandemia provocada por el covid-19.

El interés es mitigar al máximo los estragos que pueda causar entre la población oaxaqueña esta emergencia sanitaria nacional, puntualizaron los legisladores.