Como parte de las actividades que se desarrollaron en la Feria Aeroespacial México (Famex) 2015, que se llevó a cabo en días recientes, la empresa Oaxaca Aerospace presentó el primer prototipo de avión desarrollado con tecnología mexicana.

De acuerdo con sus desarrolladores, se trata de una aeronave innovadora, construida con mano de obra nacional, software de última generación para el diseño, modelado y simulaciones de comportamiento aerodinámico. El diseño cuenta con una configuración propulsora conocida como pusher.

Pegasus PE-210A, nombre que recibe el prototipo, nace a partir de la inquietud del ingeniero Raúl Fernández, director general de dicha empresa mexicana, quien desde siempre, aseguró su hijo y subdirector del corporativo, Rodrigo Fernández González, ha mostrado interés por la aviación. 

En 2010, explicó el subdirector de Oaxaca Aerospace, se desarrollaron los primeros diseños y bocetos de la aeronave, y en 2011 arrancó el proyecto en forma. Ahora, cinco años más tarde, se consolidó el desarrollo.

“Queremos que sea un avión más rápido, más ágil y con bajos costos de operación. La idea de hacerlo en México es incentivar proveedores locales y por ende bajar los costos de producción a través de la mano de obra nacional; esto nos da mayor competitividad”, añadió Fernández González.

El desarrollo de esta tecnología que continúa en fase de pruebas, mencionó Fernández González, es posible gracias a la colaboración de alrededor de 20 personas especialistas en ingeniería, aeronáutica y mecánica del Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Nacional de Aeronáutica en Querétaro (UNAQ) y estudiantes de universidades del estado de Oaxaca.

Actualmente, el equipo realiza pruebas de vuelo en colaboración con el IPN. Además, la compañía inició el desarrollo de lo que será el segundo prototipo de la aeronave, esto con el fin de mejorar las ventajas de la primera versión.