El presidente Barack Obama felicitó hoy a los gobiernos de Bélgica y Francia por al arresto este viernes en Bruselas de uno de los sospechosos de los ataques terroristas de noviembre pasado en París, que cobraron la vida de 130 personas.

La Casa Blanca informó que Obama comunicó personalmente su congratulación en conversaciones telefónicas por separado con el primer ministro belga, Charles Michel, y el presidente francés Francois Hollande.

“El presidente encomió el trabajo de las fuerzas de seguridad belgas y destacó que este significativo arresto fue el resultado del duro trabajo y la cercana cooperación entre las autoridades policíacas belgas y francesas”, indicó la oficina de prensa en un comunicado.

El sospechoso, identificado como Salah Abdeslam, fue detenido junto con otras cuatro personas durante una redada efectuada por las autoridades belgas, en la que hubo disparos de armas de fuego que dejaron al hombre de 26 años de edad herido.

Las autoridades francesas lo han acusado de haber transportado a varios de los terroristas que participaron en los ataques del 13 de noviembre, antes de huir de Francia, a pesar de haber sido detenido de manera breve por la policía.

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) se atribuyó la responsabilidad por estos ataques que dejaron 130 muertos, incluyendo ciudadanos de varias nacionalidades, además de cerca de 400 heridos.

La Casa Blanca dijo que durante sus conversaciones Obama reiteró su respaldo a Bélgica y Francia en la lucha contra el terrorismo y en particular contra el EI.