México.- De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de seno es uno de los de mayor incidencia en el mundo y se detectan 1.38 millones de nuevos casos cada año. Aunque las mujeres son las principales afectadas, es un padecimiento que también puede afectar a los hombres.

Entre los cánceres más comunes también encontramos: el cáncer de pulmón y bronquios, el cáncer de próstata, el cáncer de colon y recto, el melanoma de piel, el cáncer de vejiga, el linfoma no Hodgkin, el cáncer de riñón y pelvis renal, el cáncer de endometrio y la leucemia. Sin embargo, el de seno es la segunda causa de muerte más común entre las mujeres.

Aunque las estadísticas reflejan que la incidencia de este tipo de cáncer es bastante similar entre los países desarrollados y los que están en desarrollo, la realidad es que la mayoría de las muertes suceden en los de bajos ingresos, puesto que los diagnósticos se realizan ya cuando la enfermedad está muy avanzada.

De acuerdo con la organización World Cancer Research Fund International (WCRF), estos son los 20 países con mayor incidencia de cáncer de mama.

Bélgica

Dinamarca

Francia

Holanda

Bahamas

Islandia

Reino Unido

Barbados

Estados Unidos

Irlanda

Polinesia Francesa

Alemania

Italia

Finlandia

Luxemburgo

Nueva Caledonia

Australia

Malta

Nueva Zelanda

Suiza

Aunque México no figura entre los primeros lugares de la lista según el WCFR, académicos del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM aseguran que nuestro país presenta una incidencia igual a la de Estados Unidos, sin embargo el número de defunciones aumenta al doble debido a que el diagnóstico se realiza ya en las etapas 3 o 4, cuando los tratamientos son limitados; por el contrario, en Norteamérica el 80% de las pacientes son diagnosticadas en la primera etapa de desarrollo del tumor.

De igual forma, los investigadores señalaron que a nivel global, la enfermedad se presenta de los 60 años en adelante, cuando en México sucede antes de los 50, y entre la razones que podrían explicar este patrón se encuentran la obesidad y la vida sedentaria de las mexicanas.

Por último, cabe agregar que así como un estilo de vida saludable es necesario para prevenir la aparición del cáncer de mamá, la Norma Oficial Mexicana NOM-041-SSA2-2011 para la Prevención, Diagnóstico, Tratamiento, Control y Vigilancia Epidemiológica del Cáncer de Mama, contempla tres medidas de detección:

Autoexploración

Examen clínico de las mamas

Mastografía.

La autoexploración debe comenzar a realizarse a partir de los 20 años, el examen clínico a partir de los 25 años y la mastografía de los 40 a los 69 años, cada dos años. ¡Tócate!