Cuernavaca, Morelos.- En Morelos reina la criminalidad y es hora de que se escuche la voz del pueblo, dijo el obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, al convocar a través de un video en su cuenta de YouTube a una caminata por la paz.

“Hermanos, la realidad que vivimos sigue siendo tan compleja, en donde reina la criminalidad, los robos, los secuestros, tantas situaciones tan difíciles que nuestra gene, mucha gente tiene que enfrentar”, expresó.

Para el obispo, la marcha que se llevará a cabo el próximo 6 de mayo a las 9:00 horas en Cuernavaca, es una forma de decirle basta a las autoridades.

Ramón Castro Castro habló de los principales delitos que sufren los morelenses, como secuestro y robos, pero también de los actos de corrupción cometidos por autoridades de Morelos a través de los llamados “moches”.

“Esto es una manera de decir basta, necesitamos paz, que las autoridades correspondientes nos oigan y vean el clamor del pueblo que quiere caminar por las calles en paz, que no quiere dejar su casa con la zozobra de ‘me van a asaltar’, o que esté hablando por teléfono y le roben el aparato o que vaya a una institución y no le digan ‘me das el sobrecito o no te atiendo’, o que se acaben también todas estas mordidas, nadie puede hacer una obra si no le dan el 30 por ciento a las personas involucradas”, dijo.

El obispo, quien ha criticado abiertamente los resultados de la estrategia de seguridad del gobierno del estado, asegura en la invitación a la marcha que los morelenses no se pueden quedar de brazos cruzados ante delitos como los feminicidios y la desaparición de jóvenes víctimas de trata.

“¡Dios mío, nos estamos sintiendo ahogados! Cuando uno escucha a los familiares de los secuestrados que ya le mandan un dedo, u otro dedo, cuando uno escucha cómo están desapareciendo jóvenes para la trata de personas.

“Cuando uno escucha que Morelos es uno de los primeros estados en feminicidios, ¡caramba!, no podemos quedarnos con los brazos cruzados, no podemos quedarnos indiferentes, nuestra arma es ésta, vamos a utilizarla, que se sienta la voz del pueblo, acompañada de la oración, de la penitencia y de esa manifestación donde Dios se hace presente”, expresó.

En febrero de este año, durante el arranque de los trabajos de restauración de la catedral de Cuernavaca, el obispo denunció que quería cobrarle de “moche” entre el 30 y 40 por ciento de los 75 millones de pesos que costará la obra.

“Y luego estaba el peligro del moche, del 30, el 40 por ciento que lo estaban buscando por ahí, no digo dónde ni quién, no, dije ‘moche no va a haber, prefiero que no haya subsidio, prefiero quedarme que entrarle a la corrupción que nos ahoga a todos, no señores’, y gracias a Dios hay gente honesta, gente trabajadora que quiere a Morelos y aquí estamos”, dijo el obispo el pasado 26 de febrero.

Con la del próximo 6 de mayo suman tres marchas por la paz organizadas por la Diócesis de Cuernavaca en lo que va del Sexenio de Graco Ramírez.