Chilpancingo, Guerrero.- El obispo de la diócesis de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza alertó sobre un incremento de la violencia en la capital, por el ingreso de nuevos grupos criminales.

Después de encabezar una misa en Zumpango, donde por la noche se registraron algunas persecuciones y detonaciones de arma de fuego, el prelado católico llamó a los feligreses a orar por el ingreso de grupos armados.

Indicó que por el bien de la población, quienes lideran estos grupos criminales deben buscar "arreglos" para evitar que suceden hechos lamentables en los próximos días.

Señaló que ante ello, las autoridades de gobierno deben intensificar las labores de inteligencia, aunque también refirió que algunos de las policías carecen de credibilidad y son cuestionados por su presunta contaminación.

Indicó que la Guardia Nacional, debería valerse de mandos con conocimiento del territorio, aunque dejó claro que no ha creído en esta nueva agrupación policiaca y por el momento no es más que una decoración.

Sobre los recientes ataques que sufrieron elementos de la Policía Municipal de Chilpancingo, refirió que aunque no lo ha podido confirmar, podría tratarse de elementos que de alguna manera se encuentran involucrados con miembros de la delincuencia.