#Suave Patria

Objeción de conciencia no debe ser obstáculo a derechos humanos: ONU

Piden se garantice plenamente el derecho a la salud, particularmente la salud sexual y reproductiva, incluida la interrupción legal y segura del embarazo.

Por Redacción, 2018-04-05 17:00

México.- El pasado 22 de marzo el Congreso de la Unión aprobó una adición al artículo 10 BIS de la Ley General de Salud, la cual establece que el personal médico y de enfermería que forma parte del Sistema Nacional de Salud podrá ejercer la objeción de conciencia y excusarse de participar en la prestación de los servicios de salud establecidos en dicha ley, salvo en casos en los que se ponga en riesgo la vida del paciente o se trate de una urgencia médica.

Las oficinas en México de la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres); el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) reconocen que la objeción de conciencia se deriva de la interpretación del derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, establecido en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en el Pacto Internacional de Derecho Civiles y Políticos. Sin embargo, las agencias de Naciones Unidas recuerdan que el ejercicio de este derecho bajo ninguna circunstancia debe representar un obstáculo para el acceso oportuno, aceptable, asequible y de calidad a la atención de la salud.

Por consiguiente, ONU Mujeres, UNFPA y ONU-DH lamentan que la reforma no haya previsto las garantías adecuadas para que los servicios médicos nunca sean negados, garantizando la referencia inmediata de quien requiere el servicio con otro prestador u otra prestadora que sí pueda suministrarlo, así como la contratación de personal no objetor en todas las instalaciones de atención médica. De igual forma, preocupa que la reforma no haya considerado que la objeción de conciencia debe ser siempre una decisión individual del personal sanitario directamente implicado en la realización de los procedimientos médicos y que la misma debe ejercerse de forma justificada y anticipada, sin eximir a las instituciones públicas de sus obligaciones como garantes de los derechos humanos de las y los pacientes.

Lo anterior cobra particular importancia en el marco de las obligaciones que el Estado mexicano tiene de eliminar la discriminación en contra de las mujeres, incluidas las niñas, adolescentes y jóvenes, y garantizar su derecho a la salud, especialmente en lo relacionado con la salud y los derechos sexuales y reproductivos, como lo establecen la Recomendación General número 24 del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer y la Observación General número 15 del Comité de los Derechos del Niño y la reciente decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el amparo concedido por la negación de la interrupción del embarazo a una víctima de violencia sexual.

Incluso, en los últimos días el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU resaltó en las observaciones al Estado mexicano los problemas que en el país enfrentan las mujeres con bajos ingresos y pertenecientes a los grupos más desfavorecidos y marginados para acceder a la interrupción voluntaria del embarazo.

No considerar las precisiones anteriores, puede generar obstáculos sustantivos para que el Estado mexicano pueda atender los retos que persisten en materia de mortalidad materna, embarazo en adolescentes, violencia sexual e interrupción insegura de embarazos.

Por ello, las agencias firmantes instan a las autoridades competentes a que, de ser promulgada la reforma, en el desarrollo de la normativa posterior sobre objeción de conciencia a que obligaría la reforma legislativa, se garantice plenamente el derecho a la salud, particularmente la salud sexual y reproductiva, incluida la interrupción legal y segura del embarazo en los términos provistos por la ley, en el marco de los principios de progresividad y no regresión de los derechos humanos y en concordancia con los compromisos internacionales en materia de derechos humanos del Estado mexicano

#Suave Patria

Evangélicos se alían con AMLO para promover valores de la 4T

El pastor Arturo Farela, dirigente de Confraternice, indicó que las Iglesias evangélicas comparten el proyecto de López Obrador.

Por Redacción, 2019-02-22 21:31

México.- Los principales líderes de la comunidad evangélica del país se comprometieron a difundir en alrededor de 10 mil iglesias la “Cartilla Moral”, la cual contiene los preceptos básicos con que se elaborará la Constitución Moral, que está impulsando el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Durante una reunión de dos horas sostenida ayer en Palacio Nacional, 20 pastores de Iglesias cristianas evangélicas le prometieron a López Obrador difundir la “Cartilla Moral”, escrita en 1944 por Alfonso Reyes y de la cual el gobierno federal ya imprimió 8 millones y medio de ejemplares que está repartiendo entre la población.

En entrevista para Apro, el pastor Arturo Farela, dirigente de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas-Evangélicas (Confraternice), señaló:

“En nuestra reunión en Palacio Nacional, nos comprometimos con el presidente López Obrador a difundir la ´Cartilla Moral´ en los cerca de 10 mil templos que tenemos en el país, ya que la Cartilla enseña el amor al próximo, a la familia, a la patria y a la naturaleza, que son las mismas enseñanzas de La Biblia”.

Indicó que las Iglesias evangélicas comparten el proyecto de López Obrador, a quien califica como “un presidente cristiano bíblico que no ostenta ninguna religión en específico, sino solo su fe en un Dios vivo, que es Jesucristo”.

El político tabasqueño y Arturo Farela han llevado una relación cercana, al grado de que –dice el pastor— “tan solo en el tiempo que López Obrador lleva en la presidencia, he sostenido tres reuniones con él. La última de ellas fue hace unos días, en Cuautla, cuando él presentó el proyecto de la termoeléctrica en Morelos. Ahí, por cierto, acordamos el encuentro en Palacio Nacional”.

#Suave Patria

Cientos exigen justicia por asesinato de Samir con marcha en CDMX

Urgen a AMLO que cancele la consulta sobre la construcción de la termoeléctrica en Huexca.

Por Redacción, 2019-02-22 21:13

México.- Cientos de personas de diversas entidades se dieron cita esta tarde en la capital del país para exigir justicia por el crimen de Samir Flores, el activista y comunicador indígena asesinado el miércoles 20.

En el mismo tono urgieron al gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador la cancelación de la consulta sobre el Proyecto Integral Morelos (PIM), programada para este fin de semana.

Al grito de “¡Samir no murió, el gobierno lo mató!”, los manifestantes recorrieron Paseo de la Reforma, desde el Ángel de la Independencia hasta el Zócalo capitalino, para exigir justicia y el esclarecimiento del crimen del activista, quien se oponía a la termoeléctrica en Huexca, Morelos.

Con pancartas y carteles con el rostro de Samir, donde se leía: “La vida no se consulta”, los participantes en la marcha demandaron al presidente López Obrador suspender la consulta y, en caso de realizarse, llamaron a boicotearla porque, subrayaron, se trata de un “instrumento de imposición”.

Los integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua (FPDTA) de Morelos, Puebla y Tlaxcala expresaron que la consulta no puede ser considerada un ejercicio democrático, al considerar que quienes emitirán su voto no serán los directamente afectados por la termoeléctrica.

De igual manera, calificaron de “ridículo” preguntar a la gente de Jonacatepec, Temixco o Puebla, si Huexca debe quedarse sin agua para cederla a la industria termoeléctrica y dejar que contamine el Río Cuautla.

#Suave Patria

Empleadas domésticas no viven en el mágico mundo de Roma

En México, estas mujeres están alejadas de sus tierras natales, invisibilizadas y, a menudo, muy mal pagadas.

Por Redacción, 2019-02-22 19:58

México.- Muchas de las 2.4 millones de trabajadoras del hogar en México tienen una historia parecida a la Cleo, de la película “Roma” de Alfonso Cuarón: alejadas de sus tierras natales, invisibilizadas y, a menudo, muy mal pagadas.

Y para muestra está el caso de Adelina Santos, tiene 27 años y llegó con apenas 18 a la Ciudad de México, acompañada de una amiga de su pueblo natal, San José Ñumí, en la región mixteca del sureño estado de Oaxaca, uno de los más pobres y rezagados del país.

“Yo soy una Cleo más”, dijo en entrevista Ade, como la conocen las amigas.

Y es que su trayectoria de vida recuerda, casi 50 años después, a la de la “nana” Libo de Cuarón, en la que se inspiró el cineasta para narrar las vicisitudes de su particular Cleo, protagonizada por la también oaxaqueña, y aspirante al Óscar, Yalitza Aparicio.

El primer empleo de Ade, que tiene hermanos en Estados Unidos, fue “de planta”, viviendo en una casa y cuidando a tres niños. Ganaba 1,000 pesos semanales (unos 52 dólares) y trabajaba más de 14 horas diarias. “No tienes la libertad de ser tú misma, siempre tienes que estar con esa familia”, agrega la mujer.

Tras dejar este empleo tuvo otros. Entre estos, fue trabajadora del hogar de una persona que, para dirigirse a ella, le gritaba: “¡Hey, horrorosa!”. Ella, que habla además mixteco, se supo defender, pero escuchó relatos aún peores de compañeras: “A una la llamaban india” y le decían qué podía comer.

Empezó a cuidar a los niños de otra familia, y ahí la situación todavía fue peor para ella en el plano emocional. Inevitablemente, se encariñó con los infantes en los casi seis años que los cuidó, y ellos incluso la llamaban “segunda mamá”. Pero el contrato laboral se rompió, y con ello toda relación con la familia. “Los sigo extrañando muchísimo”, asegura la joven.

Para recordar, en la película de “Roma” Cleo se desvive por los hijos de la familia, como si fueran suyos.

Ade pasó página de este triste episodio y hoy trabaja de “entrada por salida”; es decir, ya no duerme con las familias.

Su situación ha mejorado en los últimos años, en buena parte por el Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar (Sinactraho), creado en 2015, y el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar.

“Aprendí a valorarme como persona, también en el trabajo. Muchas veces, por cómo se refieren a nosotras, somos incluso más duras con nosotras mismas”, apuntó.

Por otra parte, Sofía Pablo López es secretaria de Finanzas de Sinactraho -que cuenta con unas 1,500 afiliadas- y fue, durante casi un lustro, trabajadora del hogar.

Esta joven, también de origen oaxaqueño, explicó a la agencia EFE que las mejoras de las condiciones de las trabajadoras del hogar -95% del sector son mujeres- son todavía mínimas.

“Es un trabajo feminizado porque siempre se ha dicho que el trabajo del hogar lo tiene que hacer la mujer”, denuncia.

Aunque 9 de cada 10 ya no viven con sus empleadores, solo 1 % tiene un contrato por escrito.

Además, el salario mínimo diario para una empleada del hogar no está tipificado, y más del 40% perciben un salario mínimo o menos, que este año se sitúa en 102.68 pesos (unos 5.3 dólares).

Sofía lamenta la “discriminación” que padecen las trabajadoras domésticas, especialmente en el plano normativo.

La Ley Federal del Trabajo estipula solo 9 horas de descanso nocturno y tres horas durante el día. “Nos dice que es legal que trabajemos 12 horas”, acusa. “No se reconoce nuestro trabajo. Siempre asumimos el rol de la ‘muchacha que ayuda'”, apunta la experta.

Ahora, las trabajadoras del hogar están luchando para que, por fin, México ratifique el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que les daría más derechos.

Con el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador este convenio, y la mejora de sus derechos, podría hacerse realidad.

“Vamos a apoyar a las trabajadoras domésticas”, respondió el mandatario al ser cuestionado el 22 de enero sobre el filme, que reconoció no haberlo visto pero también aplaudió.

Para Sofía, la historia de “Roma” le supuso “un mar de sentimientos” y es muy parecida a la de su madre, también trabajadora del hogar.

Su progenitora emigró a Ciudad de México con 20 años y un hijo en brazos. Salió adelante, no sin dificultades, pues la discriminaban por hablar mixteco, la lengua que también usa Cleo para hablar con su amiga y también trabajadora del hogar, Adela.

Licenciada en Sociología, la sindicalista representa actualmente a una trabajadora del hogar más capacitada y formada. También consciente de su fortaleza como mujer y de la lucha que queda por delante.