#Trendy

Obra de Rulfo, crónica multisensorial que crece con el tiempo

“La obra de Rulfo se seguirá leyendo otros 300 años, porque con el tiempo se va a enriquecer”, dice su hijo Juan Pablo Rulfo.

Por Redacción, 2018-02-13 16:01

México.- La obra de Juan Rulfo es una crónica multisensorial porque está dirigida a la capacidad imaginativa visual del lector, aseguró su hijo Juan Pablo Rulfo en Bogotá, en el marco de la programación cultural Año México- Colombia 2017-2018.

La obra de Rulfo, explicó Juan Pablo en entrevista con Notimex, además de su dimensión multisensorial hay “algo que también es importante y son los símbolos y el lenguaje de signos que representa una capacidad de lectura muy grande, de una arquitectura completísima”.

Dentro de estas escenas, dijo, “se esconde una complejidad enorme, se esconde una lectura multisensorial y es por esto que es una obra que va creciendo con el tiempo. Cada vez el lector se va dando el permiso de entenderla de una manera más amplia. Esas lecturas son muy ricas”.

Para Juan Pablo, quien es pintor y grabador, Juan Rulfo fue un hombre “que se preocupó por muchos temas: la imagen, la descripción de la imagen, fotografía, antropología, el cine y la historia”, elementos que se muestran en la serie de documentales sobra la vida de su padre que realizó su hermano Juan Carlos.

Esta es una “serie de siete capítulos, muy rico, muy peculiar” que sorprende al espectador por la forma como se va narrando el perfil de Rulfo en su entorno social.

El documental recupera a través de “investigaciones datos muy peculiares que tienen que ver con sus intereses plásticos, intelectuales y humanos (…) Él (Rulfo) antes que todo fue fotógrafo, un dato muy importante, 15 años antes de publicar ya estaba tomando fotografías”.

El interés del autor de “El Llano en Llamas”, fue “registrar datos, información. Tenía un gran apetito por almacenar imágenes, construyó un archivo imaginario, y poco a poco fue ampliando su labor fotográfica”.

Rulfo dejó una “muestra muy importante del trabajo de arquitectura. Él le llamaba una muestra de colonizar. Poco a poco fue abarcando una serie de libros y de temáticas que le fueron enalteciendo su visión del país”.

Esta sensibilidad en las imágenes, “se fue viendo en sus escritos, ese afán de describir momentos y elementos muy visuales que se iban convirtiendo en un gran respiro emocional en su obra literaria. Se puede hacer un paréntesis en ese sentido como una muestra de su gran capacidad de percibir los sentidos”.

En la fotografía “entre más registros tengas se pueda adaptar a tu capacidad descriptiva. Esos elementos se pueden entender en este documental y en el contexto donde creó sus obras. Qué hacía, qué pensaba. Hay una parte donde él describe cuál fue su técnica para escribir”.

Añadió que la obra de Rulfo permite “muchas lecturas de acuerdo a la capacidad del lector, es cada vez más amplia, más profunda. En lo personal me parece asombrosa porque no tiene límites. Es una especie de un ´no´ en el tiempo histórico”.

Para Juan Pablo en la medida que “el mundo se va volviendo más complejo esta obra ofrece la posibilidad de tener una lectura rica, amplia, de una gran complejidad, simple y de gran creatividad”.

“Es una obra donde se pueden encontrar referencias enormes con la literatura universal. Representa una multiplicidad de otros libros”, indicó.

La obra de Rulfo, sentenció, se seguirá leyendo otros 300 años, porque con el tiempo se va a enriquecer, “no se limita a un tiempo aparentemente histórico. Es atemporal”.

La familia Rulfo decidió celebrar el centenario de su natalicio respetando el deseo del escritor, que pidió “discreción y vivir en paz y eso lo respetamos. Hoy en día eso es muy importante por la perversión en la especulación en todo sentido en lo económico y hasta en lo literario, se ve en la pintura y artes visuales”.

En cuanto a la influencia de la obra de Rulfo en la narrativa de Gabriel García Márquez, Juan Pablo consideró que los grandes creadores tienen “una referencia descomunal de otros autores. No creo que exista un autor que sea único, que no tenga influencia de otros autores”.

García Márquez, autor de “Cien años de soledad”, percibió la influencia de Rulfo “como un espejo para poder entenderse así mismo, verse de otra manera y poder crear su obra”.

“Comala”, el espacio imaginario de Rulfo y “Macondo”, la creación de García Márquez, cada uno tiene su propia particularidad porque representan espacios únicos. “Macondo es un espacio imaginario, donde las cosas son posibles. En Comala hay dos espacios uno fértil y el otro desértico”.

“Lo fértil está en el recuerdo y la desértica en la realidad. Hay un Comala en Pedro Páramo que hace una gran advertencia a las sociedades futuras del problema que se está presentando con la tierra, ahí hay una advertencia que puede ser el paraíso o lo desértico. Es una especie de meta-realidad o híper-realidad económica, simbólica y en Macondo hay una realidad mágica”, dijo.

Estos son, abundó, “los espacios que tenemos que imaginar y comprender, porque tenemos que hacer de nuestro sitio de vida un lugar donde la vida sea posible, la vida de nuestro futuro sea fértil y se apodere de nuestro futuro y alejar toda visión de infierno”.

Juan Pablo participó por invitación de la embajada de México en Colombia y el Fondo de Cultura Económica (FCE) en un conversatorio sobre la vida y Obra de su padre, en ocasión de los 100 años del natalicio del autor de “Pedro Páramo”.

#Creativos

Periodista mexicana galardonada al Premio Princesa de Asturias

La reportera mexicana, de 69 años, aprecia como principal diferencia entre la prensa iberoamericana y la anglosajona, para la que ha trabajado casi toda su carrera, la mayor capacidad económica en la segunda.

Por Redacción, 2018-10-22 17:08

México, EFE.-El rey de España Felipe VI, entregó hoy el premio Princesa de Asturias a la periodista mexicana Alma Guillermoprieto, galardonada en la categoría de Comunicación y Humanidades.

La “verdad y su defensa a ultranza” fue algunos de los rasgos que Felipe VI subrayó de la mexicana agregó que es “una periodista imprescindible para entender la historia de los últimos decenios, sobre todo de Iberoamérica”.

Felipe resaltó que Guillermoprieto ha trabajado “en lugares en los que no hay apenas resquicio para la esperanza” para poner de relieve “la grandeza de vivir con absoluta dignidad incluso en medio de las mayores desgracias”.

En su comparecencia ante los medios en Oviedo (España) tres días antes de recoger el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, Guillermoprieto quiso trasladar una visión optimista del futuro de una profesión de la que no se sintió parte hasta que comprobó “que tenía lectores” pues alguien leía en “The Guardian” en Londres sus crónicas sobre la revolución sandinista.

A partir del concepto de que su única responsabilidad es con la gente que la lee, la autora de “La Habana en un espejo” lamenta que “el estado de terror” que generó la expansión de internet, la avalancha de medios alternativos y la crisis causada en los medios tradicionales no haya permitido aún “ver ese nuevo mundo de internet con calma”.

“No creo de ninguna manera que vaya a acabar con el periodismo. Ofrece un potencial inmenso para hacerlo de una forma nueva, pero si no nos encargamos nosotros mismos de buscar formas diferentes y nuevas de periodismo virtual, nosotros vamos a ser los encargados de nuestra propia destrucción”, advierte.

Apunta a que el modelo que haga sustentable el periodismo en internet “está por crearse, pero tiene que existir” para proveer a la sociedad de una labor “indispensable”.

La reportera mexicana, de 69 años, aprecia como principal diferencia entre la prensa iberoamericana y la anglosajona, para la que ha trabajado casi toda su carrera, la mayor capacidad económica en la segunda.

Así, la prensa estadounidense “mal que bien” sigue pudiendo financiar grandes reportajes, capacitar a sus profesionales e incluir la cobertura internacional como una parte central de su labor mientras que la hispanoamericana “no tiene la plata”, los medios no puedan conceder a sus periodistas “un mes para ir a reportear” como sí hace ella en sus colaboraciones con publicaciones como la revista The New Yorker.

“Otra gran diferencia es que a nosotros nos matan y en Estados Unidos eso ocurre muy rara vez, pero en Colombia o Brasil la cifra de muertos es escandalosamente alta”, lamenta.

Horas después de mantener un encuentro titulado “Periodismo con Alma” con jóvenes informadores en el Centro Niemeyer de la localidad asturiana de Avilés, la reportera menciona como cualidades indispensables en un informador “la curiosidad, la capacidad y la terquedad” que deben llevar a cada uno a descubrir “su propia forma de ser periodista”.

“Es lo que tiene de arte este oficio, que cada uno hace su propio periodismo”, subraya esta reportera, a la que no le gusta cubrir historias sobre el poder ni sobre la política.

Guillermoprieto es la tercera mujer en obtener el galardón de Comunicación y Humanidades, por su profundo conocimiento de la compleja realidad latinoamericana y la forma en que sabe transmitirlo a los lectores angloparlantes.

#Sociedad

Día de Muertos festividad que atrae a México millones de visitantes

La Secretaría de Turismo de México (SECTUR) reveló que se espera que las festividades generen ingresos de más de 208 millones de dólares para todos los involucrados en la industria de la hospitalidad.

Por Redacción, 2018-10-22 16:59

México.-La industria turística de México aguarda ingresos millonarios ante la proximidad de los festejos por el Día de los Muertos, una tradición prehispánica, inscrita por la UNESCO desde 2003 en la lista del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

La combinación del legado ancestral de las culturas de los pueblos aborígenes con el Día de Todos los Santos, da lugar a una de las mayores y más importantes fiestas del mundo, que –según datos oficiales- atrae a más de 7.5 millones de visitantes foráneos, desde los últimos días de octubre hasta principios de noviembre.

La Secretaría de Turismo de México (SECTUR) reveló que se espera que las festividades generen ingresos de más de 208 millones de dólares para todos los involucrados en la industria de la hospitalidad. La festividad se extiende por todo el país, en particular en Aguascalientes, Guanajuato, Michoacán, Oaxaca, San Luis Potosí y Ciudad de México, donde el tradicional desfile capitalino con más de un millón de asistentes se realizará el 27 de octubre.

“En ningún otro lugar los visitantes pueden experimentar una celebración tan colorida, mágica y surrealista”, subrayó en una nota de prensa el Director Ejecutivo de la Junta de Turismo de México, Héctor Flores Santana.

“Nuestra oferta cultural es una de las razones por las que México se ha convertido en el sexto país más visitado del mundo”, destacó Santana. México dio la bienvenida a 10,6 millones de turistas en el primer trimestre de 2018, un número récord que representa un aumento del 12,6% en comparación con los 9,4 millones de visitantes internacionales documentados durante el mismo período en 2017. México saltó al sexto puesto en el escalafón de países receptores de turistas, con 39,3 millones de visitantes internacionales en 2017.

La celebración del Día de los Muertos se basa en una ancestral creencia popular de que los fallecidos regresan cada año para visitar a familiares y disfrutar de comidas y bebidas especialmente hechas para rendirles homenaje y compartirlas con todos sus sucesores. El propósito es compartir la alegría de la vida y honrar la vida de los seres queridos que ya no están, en un ambiente festivo tan original que ha dado pie a infinidad de narraciones, prominentes obras literarias y una larga lista de filmes y series televisivas nacionales y extranjeras.

Los festejos se extienden por todo el país, incluyendo el Festival Calaveras en Aguascalientes, el Desfile de Catrinas en Guanajuato, el Festival Mictlan en Veracruz, el Xantolo en San Luis Potosí y la procesión nocturna en la isla de Janitzio.

Durante el período colonial, esta costumbre permaneció relativamente oculta por los indígenas y mestizos, quienes comenzaron a incluir elementos religiosos católicos en sus ofrendas, como imágenes de santos, vírgenes y cruces. Además, las ofrendas ya no se colocaban dentro de las tumbas, sino dentro de las casas de las personas, en una mesa y en el piso, de ahí el nombre de Altares a los muertos. La mayoría de los alimentos son dulces, como calaveras de azúcar, chocolate, amaranto, frutas cristalizadas, pan y calabaza en almíbar.

Otros elementos importantes en este nivel son la sal y el agua para purificar el alma y calmar la sed. Desde estos días previos a las grandes fiestas, aparecen por todas partes las imágenes y reproducciones de las calaveras y esqueletos en las más diversas poses y expresiones, en una sorprendente visión de la muerte como una etapa de la vida. Entre las imágenes más renombradas y populares destaca la calavera Catrina, que según estudiosos de esta tradición se ha convertido en la imagen referencial de la muerte en México.

El festival que se convirtió en el Día de Muertos se conmemoraba el noveno mes del calendario solar mexica, cerca del inicio de agosto, y se celebraba durante un mes completo, refieren fuentes históricas. Las festividades eran presididas por la diosa Mictecacíhuatl, conocida como la “Dama de la Muerte”, relacionada con “La Catrina”, un personaje elaborado por José Guadalupe Posada.

Mientras que la obra original de Posada introdujo al personaje, la popularidad de La Calavera Catrina y su nombre se derivan de una obra del artista Diego Rivera en su mural completado en 1947 Sueño de una Tarde Dominical en la Alameda Central. Es común ver la imagen tocada por un sombrero en todo el país y como fuente de inspiración para la creación de artesanías hechas de arcilla u otros materiales, en diversas representaciones.

El mural de Diego Rivera sobrevivió al terremoto de 1985 y fue trasladado al Museo que lleva su nombre, construido en el Centro Histórico de Ciudad de México después del sismo con el fin de exhibir la obra restaurada.

#Trendy

¿Por qué no debes colocar papel higiénico en baños públicos?

Aquí la asquerosa razón.

Por Redacción, 2018-10-22 16:43

México.-El uso de un baño público rara vez es una experiencia agradable, ya que tienden a dejarse en condiciones desagradables.

La mayoría de nosotros intentamos evitar los puntos sucios y malolientes a toda costa, pero cuando tienes que ir tienes que ir.

Para hacerlo un poco más soportable, las personas conscientes de la higiene tratan de evitar los gérmenes colocando una capa de papel higiénico en el asiento como escudo protector.

Pero resulta que en realidad es una idea muy mala y te expone a más bacterias, por eso.

Los asientos de los inodoros están diseñados para repeler gérmenes desagradables, ya que su forma y superficie lisa hacen que sea más difícil que las bacterias se enganchen.

“De hecho, la parte superior de un asiento de inodoro es mucho más limpia que los lavabos de la cocina de la mayoría de las personas”, dijo Philip Tierno, profesor clínico en los departamentos de microbiología y patología del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York.

Dijo que el tipo de bacteria que se encuentra en los asientos de los inodoros normalmente desaparece relativamente rápido.

Por otro lado, el papel higiénico tiene una textura rugosa y está diseñado para ser absorbente, por lo que es el material ideal para que las bacterias se enganchen.

Los estudios demuestran que con cada descarga, las bacterias fecales pueden diseminarse en el aire.

Como eso envía materia fecal a todas partes, podría caer fácilmente en el rollo de papel higiénico, especialmente porque normalmente está ubicado justo al lado del lavabo.

En casa, puedes evitarlo con la tapa cerrada, pero los baños públicos no siempre tienen asientos.

Por lo tanto, cuando acumula capas en el asiento del inodoro con capas de rollos de bog, en realidad se está exponiendo a más gérmenes: es asqueroso.

La mejor opción para evitar el contacto con bacterias desagradables es ponerse en cuclillas sobre el baño, asegúrese de lavarse las manos.

“No importa qué tan contaminadas estén sus manos, siempre que las lave adecuadamente, durante 20 segundos, con jabón y metiéndose debajo del lecho de la uña, está bien”, dijo Tierno.

También aconseja usar una toalla de papel para abrir la puerta si puedes.

“El dispensador de toallas, el pomo de la puerta, todo eso está muy contaminado”, agregó Tierno.